Aeropuerto Internacional Juan Santamaría cuenta con cargadores exclusivos para taxis eléctricos

San José, 5 mar (elmundo.cr) – A partir de este mes inició la operación de seis cargadores exclusivos para taxis eléctricos en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS), como parte de un plan piloto destinado a facilitar las condiciones habilitantes para el crecimiento del transporte público eléctrico en Costa Rica.

El proyecto es impulsado por la Fundación CRUSA, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), en colaboración con AERIS y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Los equipos nuevos entregan una potencia máxima de 11,5 kW.

La directora ejecutiva de la Fundación CRUSA, Flora Montealegre, señaló que “la transformación del transporte público en el país es un reto que requiere de una coordinación interinstitucional y que, a través de este plan piloto, se ha logrado evidenciar que esto es posible. Con este proyecto de taxis eléctricos y la habilitación de nuevos cargadores, en la principal puerta de entrada aérea de nuestro país, buscamos sentar las bases para escalar la electrificación del transporte público”.

“En Fundación CRUSA creemos que para construir un país próspero, sostenible e inclusivo tenemos que caminar hacia un transporte más eficiente, con menor huella ambiental, e impulsado con energía renovable, y vemos en este proyecto un avance en esta dirección”, agregó.

Por su parte el director de Operaciones y Seguridad de AERIS, Juan Belliard, explicó que “la sostenibilidad aeroportuaria es el camino que nos hemos fijado para operar el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, por lo que nos complace apoyar este tipo de esfuerzos que a su vez contribuyen al journey que sigue el pasajero, los cuales llamamos experiencias pura vida”.

“Para nosotros también reconfirma que el trabajo en conjunto, el diálogo constante y la relación con nuestras partes interesadas son clave del éxito en cualquier industria”, recalcó.

La operación y la continuidad del servicio de recarga estará a cargo del ICE, mientras que la inversión inicial de esta infraestructura, valorada en más de $30.000, proviene del programa “Acelerando la transición al transporte público eléctrico en la Gran Área Metropolitana de Costa Rica”, ejecutado por la Fundación CRUSA y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF).

El presidente del Grupo ICE, Marco Acuña, comentó que “electrificar la economía y promover la movilidad sostenible son objetivos prioritarios para el ICE. Contar con una red de carga amplia, moderna y siempre disponible es una de las tareas en las que hemos avanzado, pero en la que aún tenemos camino por recorrer”.

“Por ello, inaugurar estos puntos en el principal aeropuerto de Costa Rica es un logro sumamente relevante. Aquí inicia el recorrido de los turistas por el territorio nacional, y por eso, desde aquí, deben tener certeza que pueden desplazarse por todo el país con energía limpia. Las empresas distribuidoras, el sector privado, las instituciones y las organizaciones debemos trabajar juntos para consolidar la imagen de Costa Rica como líder mundial en generación eléctrica renovable”, aseguró.

Plan piloto de taxis eléctricos

El plan piloto, con una duración de un año, tiene como objetivo recopilar datos para respaldar la toma de decisiones técnicas, regulatorias, políticas y financieras relacionadas con la implementación a gran escala del transporte público eléctrico.

La instalación de cargadores en el aeropuerto no solo facilitará la operación de la flota de taxis eléctricos existente, sino que también sentará las bases para futuras expansiones de la infraestructura de carga eléctrica en nuestro país.

Además de la instalación de los cargadores, el plan piloto también ha logrado la introducción de la primera flota de seis taxis eléctricos en el aeropuerto, gracias al cofinanciamiento de Fundación CRUSA y el crédito otorgado por el Banco Nacional de Costa Rica.

Este plan piloto es el resultado de una colaboración multisectorial que involucra a diversas entidades gubernamentales y organizaciones, –además del Minae, el ICE y el MOPT–, como el Consejo de Transporte Público, la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep), el Ministerio de Hacienda y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), así como la asistencia técnica de la Universidad de Costa Rica y el financiamiento crediticio de los taxis eléctricos proporcionado por el Banco Nacional de Costa Rica.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias