Terminemos con el peso de la deuda pública de una vez

La deuda pública de Costa Rica alcanzó los 43 mil millones de dólares, la situación es grave, afecta el buen uso del presupuesto y, entre muchos factores, la capacidad de inversión que tenga el país.

Si bien este escenario se ve inmanejable, en realidad si lo es, nos da una oportunidad para catapultar al país a un desarrollo que no sólo permita el pago de la deuda sino también el recurso suficiente para otorgar bienestar pleno a los habitantes.

La receta para lograrlo consta de 3 fases: primero permitir la Titularización de los recursos naturales, segundo hacer una licitación internacional para explorar y aprovechar de una manera sostenible el oro y gas natural que tienen nuestras tierras, tercero crear un fideicomiso con el dinero obtenido por la titularización para un fondo de pago de deuda, desarrollo y protección ambiental.

Según estimaciones preliminares sólo en Crucitas existe un banco de recursos equivalente a 12 mil millones de dólares, y si a eso se le suman otros yacimientos y el gas podríamos terminar con el fuerte endeudamiento en un plazo corto gracias a la figura de la titularización.

Para poner en contexto la oportunidad que tenemos como país, la situación equivale a decir que una persona tenga una propiedad de 5 hectáreas en el mejor lugar turístico del país y que no quiera desarrollarla por un factor emotivo del pasado, aún cuando está a punto de perder el terreno por las deudas que tiene.

Esa persona debe tomar una decisión al igual que Costa Rica, pagamos la deuda, aumentamos la inversión en obra pública y protegemos el medio ambiente (algo que no se está haciendo en la práctica aunque se tenga el discurso proteccionista).

La deuda pública se convirtió en una bola de nieve y hasta ahora las decisiones de quienes han gobernado no han funcionado para detenerla. Demósle a nuestro país, a nuestra sociedad, la oportunidad de terminar con este problema con la exploración y aprovechamiento del oro y el gas natural, así como con estrategias disruptivas como reducir la carga tributaria para aumentar la inversión y el empleo, esta es una receta «ganar – ganar» .

Costa Rica es de los países OCDE que más carga tributaria tiene (59 de cada 100 colones aproximadamente), algo que se convierte en un freno automático a la dinámica económica pues no hay espacio para inversión, empleabilidad y gasto; reducir el pago del IVA en un 30% y eliminar trámites administrativos impulsarán el desarrollo del país.

No podemos seguir en la ruta fiscalista equivocada cuando la solución es tan evidente, quienes están en el gobierno tienen la palabra, el proyecto para la titularización está listo para votarse y mientras lo pensamos Crucitas siguen siendo saqueada y los otros yacimientos nos miran sin entender cómo no los hemos aprovechado.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo [email protected], o [email protected].

Comentarios

comentarios.



Artículos de interés

Acerca de Redacción 26420 Artículos
El Mundo CR es un diario digital perteneciente a la Sociedad Periodística El Mundo S.R.L., con sede en San José, Costa Rica. Fundado en febrero de 2015.