Ottón Solís, encantador de serpientes

» Por Dragos Dolanescu Valenciano - Diputado de la República

He leído con detenimiento y cuidado el artículo de opinión que escribió Ottón Solís Fallas en su medio aliado ‘La Nación’ tras votarse el informe de mayoría de la comisión PAC. Tras ver sus descargos, pongo aquí mis opiniones:

Es falso que la comisión no encontrara nada en contra de Ottón Solís y el PAC. Todo lo contrario: se hace la recomendación (porque exigirle al Poder Judicial una acción es intromisión entre los poderes, como bien lo debería saber Ottón) de INVESTIGAR todo dicho en la comisión para abrir y reabrir causas por cualquier hecho que se considere delito que fue revelado en el informe. Y se recomienda iniciar una investigación sobre las acciones del PAC en las campañas del 2002, 2006 y 2010 porque presentamos evidencia de un DELITO CONTINUADO que se viene dando desde al menos el 2004.

Ottón insiste en que no cobrar la totalidad de la deuda política a la que tenía derecho el PAC al final de las campañas presidenciales es seña de su tajante austeridad. ¡No señor! No disfrace la impericia del equipo económico de su partido con honradez y austeridad. Hacerlo es simplemente una gran hipocresía, pues en el PAC se quejaban de la falta de dinero y si hubieran procesado bien las facturas hubieran cobrado el dinero.

Su deseo siempre fue buscar cómo dotar de recursos al PAC a como diera lugar. Como prueba, aporto sus palabras del artículo publicado en su periódico cómplice, ‘La Nación’, en octubre del 2012.

“Los dineros que el Ministerio de Hacienda presupuesta dentro del rubro denominado deuda política tienen como fin principal financiar los gastos de los partidos en la campaña política. Cuando un partidario trabaja en campaña y no cobra, le regala dinero al Ministerio de Hacienda y trabajo al partido. Cuando cobra no le regala nada ni a Hacienda ni al partido. Cuando cobra pero le regala lo que cobra al partido, no le regala nada al Ministerio de Hacienda pero le regala trabajo y dinero al partido.”

Usted miente, le miente a sus seguidores, le miente a Costa Rica y usa a los aliados en medios de comunicación para propagar esas mentiras.

Usted desvirtuó la naturaleza del voluntariado en la política para que por TRABAJO VOLUNTARIO (sin expectativa alguna de retribución) se confeccionaran contratos por servicios especiales y profesionales para que el PAC pudiera cobrar parte de la deuda política a la que tienen derecho todas las agrupaciones. Ese hecho quedó claro y manifiesto en el informe, en sus declaraciones, las de Elizabeth Fonseca y en la forma insolente y desdeñosa con que acudió Margarita Bolaños a comparecer.

En su artículo reciente, usted denigra con hipocresía a los partidos que cobran más deuda política que el PAC porque son más ordenados en su documentación, cuando usted y su partido inventaron contratos, emitieron bonos después de las elecciones y los pasaron como gastos de la campaña que había pasado, algo que es totalmente irregular.

Ottón, deje ya de engañar y engañarse. Ya ha mentido tanto que usted mismo no sabe qué es verdad y qué es una mentira. Es una falsedad que los estatutos del PAC fueran impedimento para el cobro de la deuda política, cuando ustedes mismos los cambiaron para obtener más plata. No insista con esas farsas, pues usted mismo dijo en una asamblea nacional del PAC que con el método de contratos especiales por servicios voluntarios el PAC recaudó 400 millones de colones en el 2006.

Creo que es hora que se mire al espejo y se sincere con usted y con Costa Rica. Usted es un político más que disfraza la corrupción con habladas de buenas intenciones. Lo grave es que usted se vendió ante el país como “el nuevo mesías de la política” que con su ética inquebrantable iba a salvar a Costa Rica de la política tradicional… Usted, Ottón, no solo es un político tradicional, sino que también es un cínico y perverso encantador de serpientes que se llevó entre las patas a 1.4 millones de costarricenses que creyeron en su retórica y le dieron el voto a un partido embustero… Hoy esa agrupación tiene sumido al país en la peor crisis económica y moral de los últimos 50 años.

Por sus promesas incumplidas, por crear falsas expectativas, por crear un partido que engañó a sus votantes y porque nunca cumple sus promesas, como de cerrar su partido si era condenado, es que la comisión recomendó removerlo del cargo que ostenta porque usted no tiene la estatura moral para representar al país con la conciencia tranquila.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias