Índice Desarrollo Social confirma marcadas asimetrías en el país

» Por Dr. Fernando Villalobos Chacón - Decano UTN y presidente Consejo Municipal de Esparza

Dr. Fernando Villalobos Chacón

El pasado viernes fue presentado el nuevo índice de Desarrollo Social (IDS) por parte del Ministerio de Planificación y Política Económica.

La última versión de este índice era del año 2017, por lo que este estudio reviste gran importancia al hacer una radiografía a “corazón abierto” de nuestra realidad socioeconómica, post pandemia.

La ministra de Planificación, Sra. Laura Fernández Delgado, potenció la importancia de este estudio apoyado por la Unión Europea, que introduce criterios adicionales y mejoras sustanciales en relación al anterior, lo que permite robustecer la calidad de los datos, la calidad del análisis, pero ante todo, la pertinencia de las decisiones que deben tomarse como política nacional.

Además, ahora se cuenta con dos cantones y varios distritos adicionales, lo que modifica la estructura del mapa térmico de minería de datos.

El Índice de Desarrollo Social, permite identificar contrastes y marcadas desigualdades regionales, poniendo de manifiesto la coexistencia de distintas realidades dentro de nuestro país, en cuanto al disfrute del bienestar y al pleno desempeño de las capacidades de los individuos.

Resultados

El IDS sigue demostrando que existen dos Costa Rica’s, la “costa y la rica”.

Como este columnista ha venido escribiendo sistemáticamente por dos décadas: las regiones costeras, indígenas y fronterizas, están a la zaga del desarrollo nacional. Las regiones periféricas siguen siendo las “perdedoras” y sus habitantes tienen menos oportunidades definitivamente en casi todos los ámbitos.

La mayoría de los distritos ubicados en los menores quintiles (I, II) se localizan en las regiones alejadas del centro del país, en contraparte los distritos de la GAM acaparan – con algunas pocas excepciones – los quintiles IV y V.

Los datos indican que el Distrito de la Asunción del Cantón de Belén tiene nota 100, seguido por Escazú (Escazú), Santa Ana (Santa Ana), Curridabat (Sánchez), Flores (San Joaquín), que rozan la nota 100.

Entre los 15 distritos de mayor desarrollo reservados a la GAM, sobresale en esa lista de privilegio: Atenas (10) y Palmares (13).

Por su parte en el otro extremo de los 15 distritos más pobres, tenemos a: Chirripó, Telire, Chánguena, Colinas, Llanuras del Gaspar, Pavón, Valle de la Estrella, Cureña, Piedras Blancas, Limoncito, Biolley, Dos Ríos, Buena Vista, Potrero Grande, San José o Pizote. Todos en costas, áreas indígenas y zonas fronterizas.

Como resumen, la provincia de Heredia es la mejor posicionada, siendo la de más alto nivel socio económico. Guanacaste, Puntarenas y Limón, son las que presentan mayores brechas de desarrollo, siendo las de mayor desventaja al resto del país. Alajuela presenta una situación heterogénea con distritos en todos los quintiles y extremos. Existen correlaciones positivas con indicadores socioeconómicos, lo que abre oportunidades.

El estudio confirma que las condiciones de brechas entre la GAM y las regiones alejadas se mantienen y se profundizan.

Nuestro modelo de desarrollo sigue siendo muy centralista, las zonas fronterizas presentan grandes desafíos, la heterogeneidad de los datos es muy marcada, persiste la desigualdad lo que denota la necesidad de una intervención urgente por parte del Estado.

El estudio lo que hace es confirmar la percepción sobre las fuertes asimetrías existentes entre los habitantes de los distritos más favorecidos y los de menores oportunidades.  Los datos son demoledores, la desigualdad es abismal.

¿Seguiremos permitiendo que haya costarricenses que al nacer, tengan menos oportunidades que otros?

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias