ESENCIA - COLUMNA DE OPINIÓN

Cantidad de Partidos Políticos en Costa Rica, ¿obstáculo para una eventual coalición?

La actualidad política costarricense ha puesto de moda una palabra, consenso. Es evidente el descontento en los moradores de nuestro terruño con los gobiernos de autoría PAC y grita hasta lo más alto su compunción. Santa Catalina de Siena, predicadora, escritora y gran mística del siglo XIV escribió: “¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas! Porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!”.

Hablamos desde el inicio de este espacio, de la importancia en la próxima elección presidencial y el urgente cambio de dirección. También dijimos, que no vemos una salida mejor que una coalición partidaria para evitar un continuismo dictatorial en Costa Rica. Por esto, debemos de tomar en consideración la cantidad de partidos políticos debidamente inscritos ante el TSE.

Al día de hoy, así consta en la página oficial del TSE; debidamente autorizados a nivel nacional hay 22 partidos. Si bien es cierto no todos tienen un protagonismo deseado; la batuta de las negociaciones y procedimientos a implementar para lograr el anhelado consenso de cara a una coalición, será para aquellos que posean experiencia, amplia trayectoria política y ante todo un gran compromiso social que haga retornar el respeto a los valores y principios que siempre nos han caracterizado.

Unificar criterios, coincidir en propuestas económicas, sociales e ideológicas no es fácil. Por eso, aquellos que consideren y crean que coaligarse es una decisión país, deben de llevar su ¨mente abierta¨ al respeto ideológico. Además se debe desterrar el egoísmo y el cálculo electorero. ¿Difícil?, sí es difícil, pero es urgente unirse pensando en los más desposeídos. El ciudadano en general clama por volver a un gobierno que garantice confianza y elimine la escasez, la incertidumbre y el dolor de raíz.

Definitivamente la cantidad de partidos políticos existentes en nuestro país, manifiesta que el costarricense goza de una amplia posibilidad de participación en los procesos electorales, esto hace que Costa Rica se considere como una democracia completa (según el Democracy Index 2019, de The Economist). Democracia que enfrenta un peligro latente por el incumplimiento y abandono, objeto de los períodos de gobierno más infames de nuestra historia, 2014-2018 y 2018-2022.

No hay duda, debemos de revisar nuestro pasado y leer las líneas que hoy nos hace dignos en mantener una fragilidad en el caos. La elección Presidencial será garante de una estabilidad añorada; el proceso de conciliación y unificación para elegir al candidato debe resaltar el compromiso solidario para con nuestro bendecido país, compromiso que también deben de asumir quienes lleguen a conformar la próxima Asamblea Legislativa. ¿Y la elección de Diputados en una coalición? De esto y más hablaremos la semana próxima, Dios primero.

_________________

Sobre el autor:

El autor es Licenciado en Relaciones Internacionales. Asesor Legislativo, analista político internacional. Además elabora procesos de capacitación política. desarrollo comunal y administración. maumazu208@gmail.com

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias