ESENCIA - COLUMNA DE OPINIÓN

Bipartidismo insano, populismo o ¿simplemente nos quitaron la venda?

La democracia participativa se fortalece cada vez que el ciudadano influye en las decisiones trascendentales. Hoy Costa Rica está en una etapa relevante e importante, guste o incomode, nuestra historia política marcará un antes y un después de Rodrigo Chaves Robles. Etiam vel no”?

Para muchos expertos el populismo puede ser la antesala del totalitarismo, sin embargo, el fortalecimiento de estados democráticos clásicos demanda la presencia de liderazgos sanos y distintos del tradicionalismo político que aqueja no solo a nuestro país, sino a sociedades latinoamericanas que viven un “remezón político en sus entrañas”. Basta con echar un ojo a la Argentina de Millei, a la República Dominicana de Luis Abinader y a El Salvador de Bukele.

El pesimismo y la teoría del terror ya no es tan efectiva. Para este servidor, y confiando en DIOS siempre, ya aprendimos la lección y estamos muy lejos del neopopulismo de los 90 y el populismo de izquierda ejemplificado por los regímenes de Hugo Chávez, Evo Morales y Rafael Correa. Además, la reciente catástrofe causada por Nicolás Maduro, es seguida por el “ojo atento” a las gestiones de Gustavo Petro en Colombia y Gabriel Boric en Chile.

La RAE define así lo siguiente, bipartidismo: “Sistema político con predominio de dos partidos que compiten por el poder”. Populismo: “Tendencia política que pretende atraerse a las clases populares”. Dictadura: “Régimen político que, por la fuerza o violencia, concentra todo el poder en una persona o en un grupo u organización y reprime los derechos humanos y las libertades individuales”.

Hoy el “rasgado de vestiduras” de algunos personajes y analistas políticos gira en torno al contenido del mensaje que el presidente Chaves arrojó en su visita a la Zona Norte del país la semana pasada (les digo de nuevo: “a veces la impulsividad le gana al presidente y este no encuentra las palabras correctas para decir lo que siente”). Pregunto a usted estimado lector, ¿considera que vivimos 75 años en una dictadura perfecta o el bipartidismo fue aprovechado por más de “un vivazo”?

Es notorio el deseo de retomar el poder por parte de la clase política tradicional, incluso vemos como el descaro y la desfachatez, hacen que el expresidente Carlos Alvarado Quesada promulgue, no solo aquí en nuestro país, sino en el exterior que la política costarricense necesita al PAC. ¿Estaría en su sano juicio o sufrió algún “embate macrobiótico”?

La nota publicada por elmundo.cr el martes 18 de junio recién pasado, “El PAC hace falta hoy en la política costarricense, señala Carlos Alvarado”, en dos de sus párrafos indica: “Acción Ciudadana hace falta hoy en la política costarricense, porque no hay centro, no hay moderación en el debate, no hay una bisagra”, sostuvo. Alvarado recalcó que “nosotros somos un partido de centro izquierda, pero que tiene un rol de moderador en el debate, aproximando las posiciones de izquierda con las posiciones de derecha, que a la larga es la moderación de una sociedad, una sociedad que tiene que convivir, y nosotros bien que mal, jugamos muchas veces ese rol de moderador”. ¿Usted extraña al PAC en el poder? ¿Le gustaría ver de nuevo al expresidente CAQ en Zapote?

En publicaciones anteriores, hemos mencionado que hay un sector de nuestra desgastada clase política, que desea ver como candidato a la Presidencia de la República al exmandatario. ¿Será posible tanta desesperación?

El bipartidismo que experimentó nuestro país desde finales de años 40, mantuvo una hegemonía y alternancia positiva en el poder, que se posicionó como:  Liberación Nacional y “La Oposición”.

Las grandes obras sociales establecidas por el expresidente Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, la eliminación del Ejército por parte de José Figueres Ferrer y otras gestas institucionales plasmadas por verdaderos estadistas, dista muchísimo de lo que fue nuestro desarrollo democrático en las más recientes tres décadas. Incluso me atrevo a mencionar que el deterioro y desastre administrativo en el seno de nuestra institucionalidad, empezó en el período 1994-1998 bajo el mandato de José María Figueres Olsen. En su gobierno se cerró el Banco Anglo Costarricense, que heredó muchos millonarios que, posiblemente, “nunca cancelaron sus deudas”. También, como “mal hijo pródigo”, tuvo la ocurrencia de “cortarle los cables” al Tren Eléctrico del Pacífico, generando un exceso de tránsito de carga pesada por nuestras “modernísimas carreteras”.

Para no pecar de “mezquino”, debemos mencionar que hubo algunos aciertos en estas tres décadas, la llegada de INTEL a Costa Rica en el período 1994-1998, la Ley de Protección al Trabajador en el gobierno 1998-2002, los esfuerzos por alcanzar metas macroeconómicas en materia de crecimiento intenso y déficit financiero cero y la aparición del TLC con USA en el lapso 2002-2006 y otros escasos actos positivos del 2006 al 2022.

Hoy por hoy, Costa Rica necesita de los mejores ciudadanos para evitar que la verdadera democracia que nos identifica en el orbe, continúe siendo manoseada por aquellos que han “drenado el caudal de la riqueza que tiene el país”.

Es por lo anterior que volvemos mencionar la urgente necesidad de un verdadero Diálogo Nacional a las puertas de la aprobación de un nuevo “referendo”. Ya algunos parlamentarios han manifestado su apoyo públicamente a favor de la consulta popular.

¿Podrá la confianza en nuestro sistema político electoral y en el razonamiento objetivo del ciudadano, empujar a los Diputados para evitar la recolección de firmas y convocar el “referendo”? ¿En caso de encontrar algún vicio constitucional o error en la redacción de la Ley Jaguar, existe un plan B en manos del gobierno? ¿Está un sector de la opinión pública valorando las palabras del presidente como un acto de sedición? ¿Veremos más empresas del sector privado haciéndose escuchar en la propuesta “Ley Jaguar”? ¿Habrá o no debate entre la Contralora Marta Acosta Zúñiga y la señora ministra Laura Fernández Delgado? De lo anterior y más hablaremos la próxima semana, Dios primero.  

_________________

Sobre el autor:

El autor es Licenciado en Relaciones Internacionales. Asesor Legislativo, analista político internacional. Además elabora procesos de capacitación política, desarrollo comunal y administración. maumazu208@gmail.com.

Los artículos de opinión aquí publicados no reflejan necesariamente la posición editorial de EL MUNDO. Cualquier persona interesada en publicar un artículo de opinión en este medio puede hacerlo, enviando el texto con nombre completo, foto en PDF de la cédula de identidad por ambos lados y número de teléfono al correo redaccion@elmundo.cr, o elmundocr@gmail.com.

Últimas noticias