Colper condena agresión de Alcalde de Liberia a periodista

San José, 25 ene (elmundo.cr) – El Colegio de Periodistas y Profesionales en Ciencias de la Comunicación Colectiva de Costa Rica (Colper) condenó «la agresión verbal y física en contra del periodista Eward Alfaro Arce, director del medio digital Canal 5 Guanacaste, sucedida el pasado 23 de enero del 2023 por parte del alcalde de Liberia, Luis Castañeda Díaz, durante la sesión del Concejo Municipal».

«Esto es inaceptable; nuevamente un funcionario público se siente en el derecho de agredir verbalmente a una persona que ejerce el periodismo y, además, da un paso más con la agresión física. Todo esto se convierte en ataques a la libertad de prensa en Costa Rica», sentenció Yanancy Noguera Calderón, presidenta del Colper.

Ante la afectación al periodista indicaron que el Colper de inmediato se puso en contacto para conocer los detalles expuestos.

Según el Colper los hechos ocurrieron así:

«Cuando el periodista comenzó a grabar con su teléfono celular el reclamo que le hizo un regidor al alcalde debido a ausencias del Concejo, el alcalde se dirigió al periodista y lo calificó de “cómplice” y “criticón”.

Luego le hizo gestos con las manos y agregó otro adjetivo descalificante en dos ocasiones: “payaso”. Al concluir la sesión municipal, mientras el periodista seguía grabando, el alcalde golpeó el teléfono del periodista con un objeto en su mano y lo siguió atacando con palabras: “maricón” (epíteto homofóbico) y “servil”. Todo esto consta en un vídeo».

Ante esto recordaron que «nuestra legislación permite que tanto el alcalde de Liberia como cualquier otro funcionario público puedan solicitar rectificación o el derecho de respuesta cuando se considere que una información es falsa o injuriosa».

«La prensa, además, debe ser responsable con su trabajo y en esa dinámica es fundamental que el respeto esté siempre presente», apuntaron.

Por otro lado lamentaron que «ante la intervención del Colper para buscar una respuesta ante los actos denunciados, el alcalde Castañeda no reconoció su afrenta hacia el periodista, por el contrario, criticó al medio por publicar ´informaciones inexactas´».

«Nuevamente, personas en la función pública, cuya labor es responder ante hechos de interés y tener una alta tolerancia a la crítica en razón de su trabajo, optan por insultar a periodistas. Como era de esperar, cuando se estimula la agresión, ocurre la fase siguiente, la violencia física», lamentaron.

«Finalmente, denunciamos este hecho por la gravedad de lo ocurrido; esto no se puede permitir en nuestro país, porque el ejercicio de la libertad de prensa debe operar sin ataduras ni miedos. La censura, directa o indirecta, debilitan el ejercicio del periodismo y afectan negativamente la institucionalidad democrática de Costa Rica», concluyeron.

Comentarios

comentarios.