Xenófoba AfD sigue avanzando: Se cuela en 11 Parlamentos en Alemania

Por María Prieto (dpa)

“Las modas vienen y se van y en democracia la moda no es lo que cuenta, sino los resultados electorales”, publicó ayer el diario muniqués “Süddeutsche Zeitung” en relación a los comicios regionales del Sarre, donde los socialdemócratas germanos (SPD) vieron frustrado su sueño de superar al partido de Angela Merkel.

El tirón del candidato del SPD, Martin Schulz, que aventuraban las encuestas se quedó en una mera ilusión a la luz de unos resultados que ponen de manifiesto que la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera la mandataria continúa pisando fuerte de cara a las elecciones generales del próximo mes de septiembre.

No existe por tanto el llamado “Efecto Schulz” del que tanto hablaba la prensa pero en la primera economía de Europa se confirma que, en cuestión de gustos, hay una formación que continúa siendo tendencia: la populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD), que este domingo conquistó su undécimo parlamento regional.

A pesar de que el nivel de apoyo logrado por AfD en el Sarre, un 6,2 por ciento, dista de las apabullantes cifras de comicios regionales anteriores -donde AfD logró cotas de apoyo superiores al 24 por ciento- no es baladí que esta formación de tintes xenófobos logre contar con representación parlamentaria en el “Land” que está considerado el más europeísta de Alemania.

Accede además al Parlamento regional del Sarre tan solo una semana después de que la extrema derecha se desinflase en las elecciones de Holanda y en un momento en el que el partido Los Verdes y el liberal FDP se quedan fuera, al no contar con el cinco por ciento de votos que exige la ley electoral.

Con un discurso provocador, este partido fundado como eurófobo en el año 2013 al calor de los rescates financieros de Grecia, ha logrado que su discurso de cierre de fronteras y anti-inmigración cale también en una región abierta al mundo y considerada precursora de la integración europea, en la que sus ciudadanos están acostumbrados a convivir y trabajar con sus vecinos de Francia y Luxemburgo.

Los resultados muestran, por lo tanto, que Alternativa para Alemania no constituye una moda pasajera que solo crece electoralmente en plena gestión de la crisis de refugiados, sino que es un partido dispuesto a dar la batalla de cara a las generales de septiembre y a consolidarse, como pronostican los sondeos, como la tercera fuerza política en el país.

“El mensaje que hoy transmitimos es que AfD ha entrado en otro Parlamento y que, a pesar de las circunstancias difíciles tanto internas y externas como externas, seguimos manteniéndonos estables”, señaló la eurodiputada de Alternativa para Alemania, Beatrix von Storch.

La formación ultraconservadora, que ha formado un frente común con el Frente Nacional que preside la francesa Marine Le Pen y con el xenófobo líder del Partido de la Libertad de Holanda, Geert Wilders, aspira a seguir encadenando nuevos triunfos electorales en los dos comicios regionales que todavía se celebrarán en Alemania antes de las generales del mes de septiembre.

En poco más de tres años de vida, AfD ha logrado entrar en once Cámaras regionales de 16 posibles, beneficiándose de la pérdida de popularidad de Merkel durante una crisis migratoria en la que llegaron a Alemania cerca de un millón de peticionarios de asilo. De aquí al 24 de septiembre podría incluso mejorar sus credenciales conquistando un total de 13 parlamentos.

Merkel, que dirige los designios de Alemania de forma ininterrumpida desde 2005, ya dijo en noviembre cuando anunció que se presentaría a un cuarto mandato que los de 2017 serían los comicios generales “más difíciles”, dada la gran polarización de la sociedad. Parece que no se equivocaba.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias