Víctor Jara recibe el homenaje de Chile a medio siglo del golpe de Estado que le costó la vida

Santiago, 16 sep (VOA) – Con canciones, versos, flores y recuerdos rindieron tributo los amigos y colegas del cantautor chileno Víctor Jara, a medio siglo de que fuera torturado y asesinado en 1973 por militares responsables del golpe de Estado que dejó más de 40.000 víctimas y puso fin al gobierno socialista de Salvador Allende.

Flores rojas y la memoria de quienes lo conocieron acompañaron el homenaje esta semana en el estadio que lleva su nombre en la capital del país, Santiago de Chile. Jara fue uno de los más emblemáticos músicos de lo que se conoció como “Nueva Canción Chilena” y referente en América Latina y el mundo de la canción protesta. Fue partidario del socialismo y del gobierno de Allende.

“Tenemos que mirar al futuro y por eso es que sentimos a Víctor tan cerca en estos días”, dijo a la Voz de América Cristián Galaz, director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara, durante el homenaje, al que asistieron personas detenidas el mismo día.

“Lo sentimos con su canción, lo sentimos con su sonrisa, lo sentimos con su palabra, con sus convicciones (…) que lo hicieron un gran luchador social. Necesitamos muchos Víctor Jara hoy día”, dijo Galaz durante el homenaje al también escritor, profesor y director de teatro.

“Lo que más recuerdo de Víctor, su sonrisa. Siempre con el chiste y siempre con el ánimo, viendo que la cosa era difícil, excepto el día del bombardeo en La Moneda, que Víctor perdió su sonrisa”, dijo a la VOA Noemí Baeza, quien conoció personalmente al cantautor.

“Fue muy doloroso, sobre todo por el ánimo que él nos daba”, afirmó la productora artística.

Tras el bombardeo a La Moneda y el suicidio de Allende el 11 de septiembre de 1973, cerca de 600 estudiantes y profesores se amotinaron en la Universidad Técnica del Estado (UTE, actual USACH) con la intención de resistir la ocupación militar. Jara era profesor de esa universidad.

Apenas tenían armas y no hubo enfrentamientos en el momento en que los militares entraron a la sede del centro de estudios. El 12 de septiembre de 1973, alumnos y académicos fueron violentamente desalojados del lugar, detenidos y trasladados al Estadio de Chile, donde les retiraban objetos de valor y fueron identificados por sus nombres y afiliación política.

Al golpe de Estado le siguieron 17 años de la dictadura de derecha conducida por el general Augusto Pinochet. De acuerdo con varias comisiones de la verdad, al menos 40.175 personas fueron asesinadas o desaparecidas a manos de militares bajo las órdenes de Pinochet.

Algunos torturados lograron sobrevivir y miles de chilenos debieron abandonar el país para salvarse. peligro.

“Nos formaron aquí en la cancha y a Víctor lo tenían allá”, dice Belfor Muñoz, detenido el mismo día que Víctor Jara, mientras apuntaba a las gradas del estadio convertido hace 50 años en centro de concentración. “Nos hicieron despedir de él. Víctor con sus manos rotas y su cara amoratada pero con una dignidad inmensa nos despidió”.

Jara recibió 44 disparos y fue encontrado y reconocido en los días posteriores. Su cuerpo fue encontrado en un terreno cerca del Cementerio Metropolitano el 16 de septiembre, cuatro días después de haber sido capturado por los militares golpistas.

“A Víctor lo describo como alguien tremendamente amable”, dijo Baeza, quien conoció al cantautor porque trabajaba como productora artística y estaba en contacto con los músicos de la Unidad Popular, seguidores de la coalición de partidos de izquierda que llevó a Allende al poder en la década de 1970.

Ricardo Lobos, que participó esta semana en el homenaje a Jara, era estudiante de ingeniería textil en la década de 1970 y solía participar en campañas políticas acompañando a los artistas que se movilizaban en un bus de la universidad donde trabajaba Jara.

“[Recuerdo a] Víctor como una persona ingeniosa, siempre improvisando, muy alegre”, expresó Lobos, mientras muchos de los que estaban en el homenaje recordaron cómo las letras de las canciones de Jara se convirtieron en himnos en contra de la dictadura.

El guitarrista, cantante, compositor y activista político estadounidense Tom Morello, conocido por bandas como Rage Against the Machine y Audioslave, es un admirador de la obra y vida de Jara, cuya tumba visitó durante la visita de su banda a Chile en 2010. Esta semana estuvo en el homenaje al cantautor.

“El espíritu de Víctor Jara vive en cada nota de música que toqué. Y así en su memoria, en la memoria de todos los desaparecidos, y los torturados. Estoy aquí para expresar mi solidaridad con el pueblo de Chile”, dijo Morello a la audiencia.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias