Tribunal Superior de Carolina del Sur ratifica prohibición estatal del aborto por “latidos del corazón”

Carolina del Sur, 23 ago (elmundo.cr) – El tribunal más alto de Carolina del Sur confirmó el miércoles una nueva ley estatal que prohíbe el aborto después de que se detecta actividad cardíaca fetal, generalmente alrededor de las seis semanas de embarazo, meses después de bloquear una prohibición similar.

En un fallo de 4 a 1, la Corte Suprema de Carolina del Sur determinó que la protección de la constitución estatal contra “invasiones irrazonables de la privacidad” no incluía el derecho al aborto, y que la ley estatal estaba “dentro de la zona de decisiones políticas razonables relacionadas racionalmente con el interés del Estado en proteger a los no nacidos.”

“Con esta victoria, protegemos las vidas de innumerables niños no nacidos y reafirmamos el lugar de Carolina del Sur como uno de los estados más provida de Estados Unidos”, dijo en un comunicado el gobernador de Carolina del Sur, el republicano Henry McMaster.

La legislatura estatal aprobó el muy disputado proyecto de ley en mayo, en su mayoría siguiendo líneas partidistas, con la notable excepción de las cinco mujeres miembros del Senado estatal (tres republicanas, una demócrata y una independiente) que se opusieron.
“La decisión de hoy de la Corte Suprema estatal tendrá profundos impactos en la atención médica básica en Carolina del Sur y en toda la región, donde el acceso a tantas personas ya ha sido cortado”, dijo en un comunicado el presidente de Planned Parenthood, Alexis McGill Johnson.

El límite de latidos del corazón, o de seis semanas, llega antes de que muchas mujeres se den cuenta de que están embarazadas.

La nueva ley se produjo después de que la Corte Suprema del estado anulara en enero una ley anterior sobre el aborto, por una votación de 3 a 2.

La autora de ese fallo, la jueza Kaye Hearn, ya se jubiló. En febrero, la legislatura republicana de Carolina del Sur reemplazó a Hearn, que era la única mujer en el tribunal de cinco miembros, por el juez Garrison Hill, quien votó a favor de mantener la nueva ley el miércoles.

El juez John Few también cambió su voto, al considerar que la nueva ley abordaba las lagunas de la anterior al explicar los fundamentos de la legislatura de manera más completa y al exigir que los planes de seguro médico cubran la anticoncepción.

El presidente del Tribunal Supremo, Donald Beatty, discrepó y dijo que la nueva ley era esencialmente la misma que la anterior que el tribunal había anulado y que el tribunal debería haber seguido su fallo anterior.

“El resultado de hoy seguramente pesará mucho sobre el público y los profesionales médicos de nuestro estado, a la luz de la amenaza de sanciones penales impuestas a los profesionales y el grave daño que podría ocurrir a las mujeres a quienes se les podría negar atención médica reproductiva durante esta incertidumbre”, escribió.

El año pasado, la Corte Suprema de Estados Unidos anuló su histórico fallo Roe v. Wade que había legalizado el aborto en todo el país.

Desde entonces, al menos 15 de los 50 estados han prohibido el aborto por completo, mientras que otros, incluida Carolina del Sur, lo prohíben después de cierta duración del embarazo, según el Instituto Guttmacher, una organización de investigación que apoya el derecho al aborto.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...