Temen que ente “de corte militar” regule comunicaciones en Venezuela

Caracas, 6 mar (VOA) – Sindicatos de periodistas en Venezuela advirtieron sobre la idea del gobierno de Nicolás Maduro de crear pronto un ente oficial para promover “una comunicación liberadora” a favor del chavismo con postulados “de inspiración militar”, según los gremialistas.

Freddy Ñáñez, vicepresidente para la comunicación, cultura y turismo del gobierno venezolano, reveló la idea de crear en breve “un Estado Mayor de la Comunicación” para integrar los cuadros sociales del oficialismo, “romper el burocratismo” del sector informativo y “crear nuevos procesos para avanzar en la comunicación liberadora”.

En ese nuevo ente del gobierno venezolano, participarían los comunicadores sociales, populares, miembros de los programas de alimentación a precios preferenciales y “medios alternativos”, dijo.

Para concretarlo, tendría que haber “la modernización” de algunas leyes en Venezuela y nacería para fomentar “la transformación y recuperación de la identidad nacional”, dejó entrever el funcionario en un congreso oficialista en Mérida, a finales de febrero.

El Colegio Nacional de Periodistas expresó el fin de semana pasado su “preocupación y alarma” por la eventual creación de ese “Estado Mayor”, afirmando que se trata de una figura institucional “de inspiración militar”, creada antes de las elecciones presidenciales.

El gremio, que cuenta con 27.000 afiliados, advirtió que el ecosistema de medios en Venezuela “se encuentra reducido al mínimo”, con cierres “sistemáticos” de emisoras radiales y programas de opinión y con la “desaparición práctica” de la prensa.

Además, denuncian la “persecución y criminalización de reporteros y comentaristas” que presentan informes críticos con el gobierno, el bloqueo de páginas informativas en Internet, la “opacidad” en la gestión pública y que exista “la censura como norma”.

Edgar Cárdenas, secretario general de la seccional del CNP en Caracas, subrayó que el “corte militar” de esa nueva iniciativa del gobierno les preocupa “enormemente” en un país donde “cada día hay menos medios” independientes y “más violaciones” a las libertades.

En conversación con la Voz de América, Cárdenas consideró que la idea es parte de las estrategias oficiales para “contrarrestar la pluralidad de las ideas de los pocos medios independientes que quedan en Venezuela, especialmente los presentes en el ecosistema digital”.

Hegemonía comunicacional

Según los secretarios regionales del CNP firmantes del comunicado, existen múltiples manteras “de control total” sobre las comunicaciones y el periodismo en Venezuela por parte del gobierno nacional, lo que identifican como “hegemonía comunicacional”.

Asimismo, consideraron que el Estado Mayor de la Comunicación afectaría las formas de pensamiento, cultura, libre circulación de las ideas, la libre expresión, el acceso a la información, la creación artística y la libertad de cátedra y de asociación en el país.

De acuerdo con los gremialistas, es “inconveniente la creación de un único ente regulador, de inspiración militar, de todo el quehacer comunicacional, cultural y educativo del país”.

De antemano, tacharon ese organismo institucional como “antidemocrático” y que “atenta” contra los postulados de la Constitución y los pactos y tratados de protección de derechos.

La propuesta del ministro Ñáñez se conoció luego de semanas de denuncias del presidente Nicolás Maduro sobre una presunta “campaña” de medios de comunicación extranjeros en contra de su gobierno, entre ellos la agencia AP, el canal CNN y la VOA.

Este lunes, el presidente venezolano descalificó al canal alemán DW llamándolo “emisora nazi” en reacción a un informe sobre denuncias de corrupción y narcotráfico que han salpicado a su gobierno en años recientes. Horas después, la señal de la planta televisiva europea quedó expulsada de la oferta de emisoras por cable en Venezuela.

“Hacemos un llamado vehemente al gobierno venezolano para que restablezca a la mayor brevedad la distribución del canal de DW TV en español”, indicó este martes el director de DW, Peter Limbourg.

“La cancelación de la distribución de DW es un ataque severo a la libertad de las personas en Venezuela para informarse de manera independiente”, opinó Limbourg.

Esta semana, la ONG Espacio Público precisó que documentó 41 violaciones a la libre expresión en Venezuela en febrero (15 casos que afectaron a 33 personas). “Aumentan la intimidación y la censura”, indicaron en una nota de prensa.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias