Últimas noticias

Subir el nivel de vida de los norcoreanos, “prioridad absoluta” de Kim Jong-Un

A South Korean soldier (R) walks past a television screen showing a broadcast of North Korean leader Kim Jong-Un's New Year speech, at a railroad station in Seoul on January 1, 2016. North Korean leader Kim Jong-Un said raising living standards was his number one priority in an annual New Year's address on January 1 that avoided any explicit reference to the country's nuclear weapons programme. AFP PHOTO / JUNG YEON-JE / AFP / JUNG YEON-JE

A South Korean soldier (R) walks past a television screen showing a broadcast of North Korean leader Kim Jong-Un's New Year speech, at a railroad station in Seoul on January 1, 2016. North Korean leader Kim Jong-Un said raising living standards was his number one priority in an annual New Year's address on January 1 that avoided any explicit reference to the country's nuclear weapons programme.  AFP PHOTO / JUNG YEON-JE / AFP / JUNG YEON-JE

Seúl, 1 ene (elmundo.cr/AFP) – Kim Jong-Un erigió este viernes a “prioridad absoluta” la mejora de las condiciones de vida de los norcoreanos, en su discurso de Año Nuevo, durante el cual evitó referirse a las ambiciones nucleares de Pyongyang.

Aunque en la habitual retórica belicosa del líder norcoreano no faltó en su intervención televisada de 30 minutos, el mensaje principal de su discurso fue claramente el del necesario desarrollo económico de un país en quiebra dirigido por uno de los regímenes más herméticos del mundo.

“Entre sus millones de tareas para la Nación, el Partido de los Trabajadores de Corea tiene como prioridad absoluta la mejora del nivel de vida” de la población, proclamó Kim. “Debemos provocar la reactivación del desarrollo económico”.

LEA:  Costa Rica cerrará 2023 con el turismo en recuperación y con previsión de crecimiento

Los tres discursos anteriores de Año Nuevo del dirigente norcoreano contenían todos llamamientos similares. Como de costumbre, Kim dio pocos detalles sobre la manera de alcanzar ese objetivo.

En cuanto a las relaciones con Corea del Sur, el líder norcoreano se declaró abierto al diálogo, aunque amenazó a Seúl ante cualquier iniciativa que pudiera poner en entredicho el acuerdo intercoreano que en agosto permitió evitar un enfrentamiento armado.

Insistió nuevamente en la amenaza que representan, según él, las maniobras militares anuales de Corea del Sur con Estados Unidos.

“Si los agresores y los provocadores nos tocan, aunque sea levemente, no dudaremos en responder con una guerra sagrada implacable por la justicia y la reunificación nacional”, dijo.

LEA:  Los jóvenes indígenas lideran el movimiento mundial de acción climática

El dirigente norcoreano pronunció su discurso al día siguiente del funeral de Estado de uno de los principales diplomáticos norcoreanos, Kim Yang-Gon, fallecido el martes a los 73 años de edad en un accidente de tráfico según los medios oficiales.

Kim Yang-Gon, un asesor muy cercano de Kim Jong-Un, era desde hace tiempo el actor principal de la diplomacia norcoreana en sus contactos con Seúl. Y su muerte constituye un revés para los esfuerzos de paz en la península coreana.

Vestido con su tradicional traje Mao oscuro, Kim Jong-Un pronunció su discurso detrás de un pupitre de madera en el edificio del comité central del partido único en Pyongyang.

LEA:  Ecuador: Lasso autoriza que civiles lleven armas para defensa propia

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias