Seguridad alimentaria de África debe hacerse más resiliente frente al cambio climático

Kigali, 6 ago (elmundo.cr) – Es necesario reforzar la resiliencia de África en respuesta al cambio climático, según los participantes en el Diálogo de alto nivel sobre el liderazgo de la seguridad alimentaria en África (AFSLD, por sus siglas en inglés), organizado por el Gobierno de Ruanda en Kigali (5 y 6 de agosto), en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Comisión de la Unión Africana, el Banco Africano de Desarrollo, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Banco Mundial.

“Los agricultores han sido siempre innovadores. Lo que necesitan son políticas que los protejan y aumenten su resiliencia frente al cambio climático. Necesitan tener acceso a la información, la tecnología y las inversiones, y deben participar en el debate sobre la innovación”, aseguró la Directora General Adjunta de la FAO, Maria Helena Semedo.

Los sectores de la alimentación y la agricultura en África se encuentran entre los más vulnerables a los efectos negativos del cambio climático. Los pequeños campesinos y empresarios y sus familias -cuyos medios de subsistencia dependen de la agricultura de secano-, son los más amenazados.

Reforzar la resiliencia es una de las principales prioridades de desarrollo de la FAO para África. Contar con resiliencia frente a múltiples amenazas -incluyendo el cambio climático-, es un requisito previo fundamental para el desarrollo sostenible, en particular cuando se afronta el reto de alimentar a más de 2 000 millones de africanos para 2050.

Semedo intervino en una mesa redonda sobre como incrementar las inversiones y las políticas de seguridad alimentaria en respuesta al cambio climático, junto con Josefa Sacko, Comisaria de la Unión Africana para Economía Rural y Agricultura, Gilbert Houngbo, Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Hafez Ghanem, Vicepresidente del Banco Mundial para la Región de África, y Martin Fregene, Director de Agricultura y Agroindustria del Banco Africano de Desarrollo (BAD).

Según los últimos datos de la FAO, el hambre está aumentando en casi todas las subregiones africanas, lo que convierte a África en la región con la mayor prevalencia de subalimentación, llegando a casi el 20 por ciento. Esta situación se debe sobre todo a los conflictos y al cambio climático, y es especialmente crítica en África oriental, donde el 30,8 por ciento de la población (133 millones de personas) pasa dificultades para lograr alimentos suficientes para comer.

A los participantes en la conferencia se les explicó que es posible adaptarse a estos riesgos con medidas inmediatas y contundentes centradas en la resiliencia. En este sentido acordaron el pasado lunes el compromiso de apoyar mejor a los países africanos para acelerar el progreso hacia una mayor seguridad alimentaria.

El objetivo del AFSLD es facilitar la colaboración entre los gobiernos y los principales asociados para el desarrollo a fin de impulsar una acción unificada en favor de la agricultura y los sistemas alimentarios de África en respuesta al cambio climático. Alrededor de 250 personas asisten al evento de dos días, incluyendo al Presidente de Ruanda, Paul Kagame, y el Comisario Europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias