Últimas noticias

Rousseff no cede ante camioneros y envían tropas a carreteras

Dilma_RousseffBrasilia, 25 feb (dpa) –  La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, descartó hoy que su gobierno vaya a rebajar el precio del diesel, pese a las protestas que realizan camioneros en ocho estados del país, mientras que la justicia autorizó la intervención de tropas para liberar las carreteras clausuradas por las protestas.

“El gobierno no tiene cómo bajar el precio de la gasolina”, dijo la mandataria, en respuesta a la principal demanda de los camioneros, que han bloqueado importantes carreteras y provocado un principio de desabastecimiento en varias regiones del país.

Poco después de las declaraciones de la presidenta, la Abogacía General de la Unión (AGU) logró ante la Justicia el permiso de convocar a la Fuerza Nacional de Seguridad para que colabore con la liberación de las carreteras que estaban cerradas por los camioneros.

LEA:  Capital de Vermont sumergida en aguas de inundación con presa al borde de su capacidad

Organismos judiciales de los estados afectados consideraron que el cierre de rutas estaba dificultando el abastecimiento y poniendo en riesgo la prestación de servicios.

La protesta de los camioneros preocupó al gobierno de la mandataria del Partido de los Trabajadores (PT), puesto que el movimiento no tiene líderes identificables, como los tienen por ejemplo los sindicatos, lo que hace que no haya representantes habilitados para negociar por el conjunto.

Los camioneros sostienen que el precio del diesel fue aumentado, por lo que exigen que sea rebajado, y además demandan la reducción de los peajes y el aumento de las tarifas de los fletes.

También pretenden que la presidenta sancione una ley que permita una flexibilización de la jornada laboral.

LEA:  "Los rusos nos estaban esperando": las tropas ucranianas describen una lucha más dura de lo esperado

Rousseff descartó de plano que el precio de los combustibles haya aumentado y explicó lo que se hizo fue restituir el tributo regulador del precio de los combustibles (CIDE), que el gobierno había ido suspendiendo en forma progresiva entre 2008 y 2012, hasta retirarlo por completo, en el marco de un conjunto de medidas destinadas a enfrentar la crisis económica internacional.

“Lo que hicimos fue restituir el CIDE. Y no elevamos ni una coma el precio de los combustibles, ni lo rebajamos”, dijo Rousseff.

“Cuando la etapa dura de la crisis comenzó, nosotros bajamos el CIDE para poder enfrentar la crisis. Ahora consideramos que llegó la hora de volver con él”, añadió.

LEA:  Lula echa abajo los controles de armas más laxos de Bolsonaro en Brasil

Las protestas también llevaron preocupación a la Confederación Nacional de los Transportistas Autónomos (CNTA), que el lunes anunció haber pedido una reunión con ministros de Rousseff “para hablar sobre las reivindicaciones (de los camioneros), en especial del aumento en los precios de los combustibles”.

“La subida de la inflación, aliada a los aumentos en los precios del combustible, genera retracción en la economía y se refleja en la disminución de los fletes, lo que significa menos dinero en el bolsillo de los camioneros”, sostuvo la entidad.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias