Rosario Murillo tomó el control de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua

San José, 2 nov (elmundo.cr) – En las últimas horas se dio a conocer el desalojo de sus cargos de la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, y la magistrada Yadira Centeno González, de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, según informó el diario Confidencial.

El desalojo de las oficinas del tribunal, que ocurrió el pasado 24 de octubre, fue ejecutado por un grupo de policías que eran guiados por Horacio Rocha, el comisionado general en retiro, también asesor presidencial con el rango de ministro en temas de seguridad, como reporta el medio.

Según confirmaron fuentes a distintos medios de comunicación, varios directores de la institución han sido destituidos, particularmente del área de tecnología e informática.

Confidencial confirmó que actualmente es la vicepresidenta, Rosario Murillo, quien habría quedado a cargo a través de órdenes ejecutadas por el comisionado Rocha, según confirmaron fuentes, quienes agregaron que la Corte está intervenida políticamente por Néstor Moncada Lau, asesor de Seguridad.

Algunos medios de comunicación en Nicaragua han especulado que este percance en la Corte obedece a una lucha interna entre Daniel Ortega y su esposa, por el poder en Nicaragua, ya que la vicepresidenta aspira a obtener cada vez más representación en algunas instituciones de alto poder dentro del país.

La “suspensión de facto de la doctora Alba Luz Ramos evidencia la toma del control, del Poder Judicial, por parte de Rosario Murillo”, dijo una fuente vinculada a la Corte al diario Confidencial.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias