Putin interviene y frena la ofensiva turca en Siria

Moscú, 15 oct (elmundo.cr) – Vladimir Putin decidió interponer su autoridad en el campo de batalla y frenar la ofensiva turca en el norte de la Siria. Esta tarde el ejército  del presidente sirio Bashar al Assad retomó el control total de Manbij, localidad estratégica al oeste del Río Eufrates, donde las milicias árabes-filo-turcas estaban en las puertas de la ciudad.

La avanzada de los turcos ha sido blocada con la llegada de las tropas de Damasco, – después de que la Coalición Internacional anti-Isis guiada por los E.U.A. había oficializado su retiro-, y el posicionamiento de la policía militar rusa como fuerza de interposición sobre el perímetro de la ciudad, en la línea de fricción entre los ejércitos sirio y turco. Una intervención que marca el primer alto a la operación militar llamada por los turcos “Fuente de Paz”.

También la ciudad de Kobane pareciera un objetivo improbable, con los soldados de Assad escoltados por los rusos prontos a ocupar el lugar dejado vacante por los estadunidenses. Dentro de pocas horas llegará a Turquía el vicepresidente estadunidense Mike Pence, enviado por Trump después de las sanciones norteamericanas, para solicitar al presidente turco Recep Erdogan un alto al fuego.

Pronto meteremos en seguridad  toda la frontera turco-siriana, da Manbij al límite con Irak” había prometido el presidente turco. El objetivo es aquel de conquistar la mayor cantidad de terreno posible para meter en seguridad las fronteras y remandar a casa los refugiados. “Un millón en una primera fase, dos millones en una segunda etapa”, había manifestado el presidente turco.

Mientras tanto sobre la ofensiva turca continúan las condenas internacionales. Hoy Gran Bretaña y España se agregaron a la lista de países europeos, después de Italia, Alemana, Francia, Holanda y los países escandinavos – que suspendieron la concesión de nuevas licencias para pertrechos militares a Turquía.

Para Londres se trata de una “acción desconsiderada y contraproducente, que da fuerza a la Rusia y al régimen de Assad”. Mañana discutirán a Bruselas los embajadores OTAN y a puertas cerradas se reunirá el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Mientras tanto la Volkswagen decidió de suspender la apertura de una nueva fábrica en Esmirna. La noticia fue dada por un portavoz de la sociedad alemana quien manifestó que “la empresa mira con preocupación los desarrollos actuales en la región. Muchos consideran que Bulgaria pueda sustituir a la Turquía en la planificación de una nueva fábrica”. Ventiló el portavoz de la Wolkswagen.

Según el último boletín del Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, (ONDUS), en el frente curdo, las víctimas de los ataques son al menos 90, entre los cuales 21 menores de edad. Para Ankara, son más de 600 los rivales abatidos. Una cifra que ONDUS determina en 158, contra los 121 milicianos filo-turcos muertos.

En un editorial publicado hoy por el Wall Street Journal, para sostener sus razones sobre la ofensiva militar contra los curdos del Nord-Este de la Siria, el presidente turco Erdogan aseveró que: “La Comunidad internacional debe sostener los esfuerzos de nuestro país o comiencen a aceptar los refugiados (…) Turquía está interviniendo donde los otros fallaron (….) Los flujos de refugiados sirios, la violencia y la inestabilidad nos han llevado a los límites de nuestra tolerancia”. Recordó  el compromiso de su país en dar acogida a 3,6 millones de refugiados sirios y reivindicando el haber gastado 40 billones de dólares en educación, asistencia sanitaria y alojamiento para los refugiados. “Sin apoyo financiero internacional no podemos impedir a los refugiados de irse a occidente”. Amenazó.

El enviado especial ruso en Siria, Alexander Lavrentyev, dijo que “la ofensiva turca es inaceptable. No permitiremos que Turquía y Siria se enfrenten”. También desmintió al presidente turco, quien había declarado ayer que había un acuerdo con Putin sobre las ciudades de Kobane e Manbij. Afirmó que más bien Moscú está haciendo de mediador entre los curdos y Damasco.

Ayer Donald Trump anunció sanciones para la Turquía y en un twitter lavándose las manos, manifestó: “Bienvenida cualquier ayudar a los curdos: rusos, chinos o Napoleón Bonaparte. Espero que tengan éxito. Nosotros estamos a 7 mil millas de distancia”.

China, a través del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Pekin, Geng Shuang, solicitó un alto a la ofensiva turca e instó a Turquía  de “regresar sobre el andén correcto” para buscar una solución política. Así mismo solicitó el respeto de la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Siria.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias