Primeras damas de América Latina y la FAO destacaron el poder transformador de las mujeres rurales

Santiago, 19 ago (elmundo.cr) – En el marco de la Campaña #MujeresRurales, mujeres con derechos –iniciativa que reúne a 25 organizaciones y entidades públicas, privadas y multilaterales–, La Alianza de Cónyuges de Jefes de Estado y Representantes (ALMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) convocaron a un encuentro de alto nivel sobre experiencias positivas en el empoderamiento de las mujeres rurales, en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Durante la conversación, Silvana Abdo, primera dama de Paraguay y coordinadora general de ALMA, señaló que, “la Alianza ALMA ha impulsado en el corto tiempo de un año, numerosas iniciativas colectivas, creando sinergias y apoyando las acciones de las autoridades en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”.

Silvina Abdo también destacó que, “Paraguay está trabajando para cambiar la realidad de las mujeres rurales, mediante la promulgación y reglamentación de la Ley 5446 de Políticas Públicas para Mujeres Rurales”; explicando que dicha ley permite una atención diferenciada para las mujeres, con un abordaje integral, en diferentes áreas como educación, salud, crédito, vivienda, agricultura, tecnología, industria y comercio e investigación.

Con respecto al impacto de la pandemia sobre la pobreza extrema, el Representante Regional de la FAO, Julio Berdegué, señaló que “Con nuestras acciones podemos evitar que 6 millones de mujeres rurales entren a una situación de pobreza extrema, a causa de la pandemia. Para lograrlo, necesitamos aunar esfuerzos y aumentar la colaboración entre los países de nuestra región”.

Por parte de ALMA, participaron en el encuentro las Primeras Damas de Argentina, Brasil, Ecuador, Honduras, Paraguay, Panamá y República Dominicana, junto a ministras, ministros y autoridades de gobierno de dichos países.

Acciones transformadoras para garantizar derechos económicos y sociales

58 millones de mujeres viven en zonas rurales de América Latina y el Caribe; una parte importante de ellas juega un rol central en la producción y abastecimiento de alimentos, pero a su vez viven múltiples desigualdades entre las que se destacan la feminización de la pobreza y el que las aqueja  una mayor inseguridad alimentaria y nutricional que se traslada a sus familias.

Este escenario adverso se ve recrudecido por la pandemia de COVID- 19, pues además de sus actividades productivas, las mujeres deben dedicar una mayor parte de su tiempo a cuidar de niñas y niños que dejaron de ir a la escuela, y a atender a personas enfermas y de la tercera edad.

Al respecto, Fabiola Yáñez, primera dama de la República Argentina, dijo que, “es fundamental que podamos promover acciones de sensibilización y concientización. Así como enriquecernos con los testimonios y experiencias en un rico intercambio regional que demuestre el rol productivo de las mujeres. Tenemos que confiar en el enorme potencial de contribución que tienen las mujeres”.

Por su parte, Michelle Bolsonaro, primera dama de Brasil expresó que “Las mujeres son un motor fundamental de la producción de alimentos en nuestro país y en el continente. Les debemos a ellas alcanzar la igualdad de derechos y oportunidades.”.

Rocío González, primera dama de Ecuador destacó que en su país, “más de 2 millones de mujeres se dedican a la agricultura y la ganadería, aportando a la economía y a la soberanía alimentaria. Por ello, el Gobierno Nacional desarrolla la Estrategia Agropecuaria para la Mujer Rural, construida de manera participativa con mujeres de todas las provincias, con un enfoque de género. También desarrollamos el crédito Súper Mujer Rural, orientado al empoderamiento y autonomía económica de las mujeres ecuatorianas”.

Ana García, primera dama de Honduras, indicó que, “desde el inicio de esta pandemia el compromiso del Gobierno de Honduras ha sido velar por la vida y la salud de los hondureños, así como garantizar el acceso a alimentos; en este sentido, distintos programas, como Mejores Familias, Crédito Solidario y Bono de Solidaridad Productiva, contribuyen a mantener nuestros sistemas productivos y brindan a las mujeres mejores condiciones para enfrentar los efectos de la pandemia”,

Por su parte, Yazmín Colón, primera dama de Panamá expresó que “Las mujeres del campo viven una doble adversidad: son mujeres en una sociedad dominada por los hombres, y además habitan en las áreas rurales, en un sistema socioeconómico definido y dominado por las grandes ciudades. Por ello, el gobierno panameño ha establecido distintos programas, como Banca de Oportunidades, dirigido a microemprendedores y emprendedores que se están reinventando. Hasta la fecha, el 70% de las solicitudes tramitadas son de mujeres  rurales, indígenas y del Panamá de los barrios”.

La primera dama de República Dominicana, Raquel Arbaje, resaltó que en dicho país, por disposición del gobierno, “el Banco Agrícola dispondrá de US 86 millones de dólares para el financiamiento a tasa de interés cero para la nueva siembra, apoyará la comercialización y brindará asistencia técnica para garantizar la seguridad alimentaria. Con esta medida se beneficiará de manera directa, en medio de la pandemia, al 25% de las mujeres campesinas legalmente tituladas y que son dueñas únicas de las unidades productivas”.

En representación de la primera dama de Chile, Paola Diez, Directora Nacional de la Fundación  Para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (PRODEMU), comentó que, “durante la pandemia en Chile, las mujeres rurales han tenido un rol clave. Han debido sacar adelante a sus familias siendo muchas veces el único ingreso del hogar. Han trabajado duro en los campos, lo cual ha permitido que en Chile durante estos meses no haya escasez de alimentos, sobreprecios en los insumos básicos, ni cortes en la cadena de producción”.

ALMA y FAO realizaron un llamado a seguir trabajando mano a mano  junto a las mujeres rurales para detener el hambre y apoyar la reactivación económica con transformación. La FAO reiteró su disposición a continuar promoviendo instancias de cooperación sur-sur por el empoderamiento de las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes, para avanzar de la visibilización de los desafíos a la implementación de acciones concretas que mejoren a gran escala los medios de vida y actividades productivas de las mujeres.

Formas de adherir a la campaña

Las instituciones que trabajan en el empoderamiento de mujeres rurales en América Latina y el Caribe pueden sumarse a la campaña mediante el siguiente registro. Así también, pueden seguir y difundir las historias y contenidos en TwitterFacebook e Instagram.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias