Pico de actividad en los dos santuarios de focas del norte de Alemania

Tanja Rosenberger, responsable del Santuario de Focas de Friedrichskoog, da de comer a los aulladores que se crían en el santuario. Cuando el peso de las pequeñas focas es lo suficientemente alto, se las devuelve a la naturaleza. Foto: Christian Charisius/dpa
Tanja Rosenberger, responsable del Santuario de Focas de Friedrichskoog, da de comer a los aulladores que se crían en el santuario. Cuando el peso de las pequeñas focas es lo suficientemente alto, se las devuelve a la naturaleza. Foto: Christian Charisius/dpa

Emden (Alemania), 19 jul (dpa) – Los cuidadores de los dos santuarios de focas de Alemania en el Mar de Frisia están atravesando un pico de actividad en medio de la ola de nacimientos.

Actualmente, los cuidadores velan en las estaciones de Norddeich, en el noroeste del estado federado de Baja Sajonia, y en Friedrichskoog, en el estado federado de Schleswig-Holstein, en el norte del país, por más de 260 crías de foca separadas de sus madres poco después de nacer.

El principal periodo de nacimientos va de mediados de junio a mediados de julio. La mitad de este periodo ya fue atravesada, según dijo a dpa el jefe de la estación Norddeich, Peter Lienau.

La estación en Norddeich, en la región de Frisia Oriental, alberga actualmente 111 focas jóvenes, mientras que en la de Friedrichskoog hay 153. Allí, Manu, la primera foca bebé huérfana de la temproada, fue liberada tras apenas siete semanas, más temprano en el verano que ninguna otra foca antes de que ella.

Manu fue encontrada como bebé prematuro en la isla de Hooge el 17 de mayo, cuando pesaba solo 9,4 kilos. Los primeros animales jóvenes serán liberados en Norddeich a principios de agosto. “Django” fue la primera foca abandonada registrada allí este año el 27 de mayo, con solo 9,3 kilos de peso.

Los cuidadores velan por las jóvenes focas huérfanas hasta que pesan al menos 25 kilos, momento en el que las liberan.

En el Mar de Frisia, las crías de foca suelen ser cuidadas y amamantadas por sus madres por unas cuatro a cinco semanas, de acuerdo con el cuidador Tim Fetting.

Sin embargo, las crías se quedan por un breve periodo solas cuando las madres se adentran en el agua en busca de comida. Se considera que las focas quedaron huérfanas cuando permanecen separadas de sus madres por un largo periodo de tiempo. “Entonces tenemos que reemplazar a la madre”, explica Fetting.

El santuario de focas en Friedrichskoog fue abierto en 1985, y la cría de focas en Frisia Oriental comenzó en 1971. Ambos sitios se encuentran en parques nacionales y, según un acuerdo internacional, son los únicos centros de acogida autorizados para estos animales en Alemania.

La temporada de nacimiento y cría de focas en el Mar de Frisia continúa hasta fines de agosto.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...