Perú planea crear una reserva de biósfera entre Machu Picchu y el sitio de Choquequirao

Fotografía de archivo de la vista general de la ciudadela prehispánica de Machu Picchu (Perú). EFE/ Paula Bayarte

Lima, 8 ene (EFE).- Las autoridades ambientales y culturales de Perú planean la creación de una reserva de biósfera que comprenda desde el Santuario Histórico de Machu Picchu hasta el sitio arqueológico de Choquequirao, en la región sureña de Cuzco, informó este lunes un comunicado oficial.

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) reveló este “próximo reto conjunto” con motivo de la celebración de los 43 años de la declaración de Machu Picchu como “área natural protegida” por el Estado peruano.

“Se busca la creación de la Reserva de Biosfera de Machu Picchu-Choquequirao que permitirá la conectividad ecológica por medio de otras modalidades de conservación en Cuzco”, indicó el organismo.

La intención será lograr “a través de una visión integral del paisaje”, esa conectividad ecológica, así como “la efectiva integración del patrimonio cultural y el ordenamiento turístico”.

Las autoridades de Cultura y ambientales de Perú celebraron este lunes los 43 años de la declaración de Machu Picchu como “área natural protegida”, con una ceremonia realizada en el distrito de Machu Picchu Pueblo, ubicado en las faldas de la montaña en la que se encuentra el famoso sitio arqueológico y natural.

En la actividad participaron el jefe del Sernanp, José Carlos Nieto, y el gobernador regional del Cuzco, Werner Salcedo, así como autoridades y representantes municipales, culturales y operadores turísticos de esa localidad del sur peruano.

Los asistentes destacaron el trabajo articulado y multisectorial que se impulsa “para asegurar la conservación y gestión efectiva” de Machu Picchu.

El Sernanp indicó, al respecto, que el Santuario Histórico “alberga una gran biodiversidad y compone uno de los principales destinos turísticos que el Perú ofrece al mundo”.

Machu Picchu, añadió, es un área natural protegida “muy conocida por la presencia de impresionantes complejos, sitios y monumentos arqueológicos de alto valor histórico-cultural”, por lo que fue declarado en 1983 como Patrimonio Mundial de la Humanidad, así como Patrimonio Mixto Cultural y Natural.

Presenta, en ese sentido, “un importante valor ambiental, con áreas boscosas, montañas escarpadas y picos nevados”, ya que en su área se pueden encontrar desde montañas por encima de los 6.000 metros de altitud, hasta la zona húmeda y caliente del río Urubamba, ubicada por debajo de los 2.000 metros de altitud.

Alberga también una gran biodiversidad, en la que destacan “especies emblemáticas” de Perú como el oso de anteojos, el gallito de las rocas, el pato de los torrentes, la vizcacha, el venado de cola blanca y el cóndor andino.

En la zona hay, además, “una importante diversidad de flora entre las que resaltan su más de 300 especies de orquídeas”.

El Sernanp informó que, como parte de las acciones para su conservación, se está promoviendo la restauración ecológica de espacios degradados, un proceso que se inició con la plantación de especies nativas para restaurar los bosques que cubrían las laderas del valle del Vilcanota, especialmente los bosques secos, y los bosques del valle del Alto Urubamba. EFE

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias