Parlamento aprueba despenalización del cannabis en Alemania

Karl Lauterbach, ministro de Salud de Alemania, durante el debate parlamentario sobre la ley sobre el consumo y cultivo de cannabis. Foto: Serhat Kocak/dpa

El Bundestag (Cámara Baja del Parlamento) aprobó el viernes la despenalización parcial del cannabis en Alemania a partir del 1 de abril, en el que es uno de los principales proyectos de la coalición de Gobierno entre socialdemócratas, verdes y liberales.

En la votación, 407 parlamentarios dieron su voto a favor, 226 en contra y cuatro se abstuvieron. Se espera que la nueva legislación sea refrendada el 22 de marzo por el Bundesrat (Cámara Alta), si bien un rechazo allí podría retrasar su entrada en vigor recurriendo al comité de mediación entre ambas cámaras.

El proyecto legislativo, muy discutido desde varios sectores, prevé que adultos mayores de 18 años podrán poseer hasta 25 gramos de cannabis para consumo personal. Además, se legalizará la posesión de tres plantas de cannabis en el propio domicilio.

La ley prohibirá fumar cannabis en espacios públicos próximos a escuelas, instalaciones deportivas y a la vista de las mismas, concretamente a menos de 100 metros desde sus entradas.

Asimismo, se permitirán las “asociaciones de cultivo” no comerciales para adultos, en las que hasta 500 miembros residentes en Alemania puedan producir cannabis de manera colectiva y se lo suministren entre sí para consumo personal, hasta un máximo de 50 gramos por miembro al mes.

A más tardar 18 meses después de la entrada en vigor de la ley, se realizará una evaluación inicial de su impacto en la protección de niños y jóvenes, entre otras medidas.

El ministro de Salud, Karl Lauterbach, defendió los planes hoy aprobados. La situación actual, dijo, no es “en absoluto aceptable”, en referencia al creciente número de consumidores y a las “concentraciones tóxicas” en el cannabis procedentes del tráfico criminal de drogas.

“El mercado negro es el núcleo del mal”, opinó al argumentar que todos los esfuerzos por combatirlo suponen un paso importante para proteger a los jóvenes. Por ello, argumentó, debe crearse una oferta legal.

Lauterbach también hizo hincapié en la necesidad de una mayor educación respecto al consumo del cannabis. “No lo trivialicemos”, comentó. Agregó que muchos jóvenes aún no son conscientes de que el consumo actúa como un “veneno cerebral” para el cerebro en crecimiento.

Tanto la alizanza conservadora CDU/CSU como la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) se opusieron a los planes. “Su ley no hace más que hablar de boquilla de la protección de los niños y los jóvenes”, criticó la política de la CDU, Simone Borchardt.

El líder del grupo parlamentario de la CSU, Alexander Dobrindt, dijo a dpa que la legalización provocaría más adicción, más problemas sociales y menos seguridad, especialmente para los jóvenes. “Esta ley no se puede controlar y es un regalo para el crimen organizado en Alemania”, comentó.

Según los datos de una encuesta realizada por el instituto de estudios de opinión YouGov, a la que tuvo acceso dpa, el 47 por ciento de los alemanes se opone a la legalización parcial del cannabis, mientras que un 42 por ciento la apoya.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias