Pablo Iglesias saca pecho en Nueva York

Pablo_IglesiasPor Sergio Rozalén (dpa)

Nueva York, 18 feb (dpa) – El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se presentó como una alternativa real de poder en España durante su visita a Nueva York, que concluye hoy tras una intensa agenda que incluyó mítines y reuniones con personalidades de la economía y la política.

Podemos, heredero del movimiento indignado y a quien los sondeos sitúan como la fuerza política con mayor intención de voto, buscó en Nueva York respaldos a sus políticas económicas. La más importante, el lunes por la mañana, fue la del Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, conocido detractor de las políticas de austeridad.

Fue esta una oportunidad para tantear el impacto de Podemos en la meca del capitalismo financiero mundial y postularse ante la sociedad estadounidense como la nueva mayoría política en España, que aspira a seguir los pasos de Syriza en Grecia.

Iglesias se dio dos baños de masas en escenarios bien diferentes: uno, el lunes por la noche, ante la comunidad española en Nueva York en un centro cultural del barrio Astoria, en Queens; y otro el martes, dirigiéndose al izquierdista público, mayoritariamente estadounidense, de la Universidad pública de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

Ante los españoles, Iglesias utilizó la palabra “patria” tanto para presentar a Podemos como “amantes de la patria” que defienden la sanidad y la educación pública, como para atacar a los “traidores de la patria”, aquellos políticos “inútiles” que no han sabido solucionar la crisis y que viven “anclados en el pasado”.

Su mitin, en un vetusto escenario regentado por inmigrantes españoles, resultó decepcionante para una gran parte del público, joven, crítico y moderado. La ausencia del turno de preguntas molestó a una mayoría que criticó, además, la brevedad del acto. Fuentes de Podemos lo atribuyeron al cansancio de Pablo Iglesias.

Sin embargo, en el auditorio de CUNY (la conocida como “Harvard del Proletariado), a los pies del Empire State y ante un público entregado, Iglesias desgranó, en un decente inglés, el origen y las propuestas principales de su partido.

Desde el origen de la “cast” (casta, como denomina a los partidos tradicionales) hasta el “we can do it” (“podemos”, en inglés), el político lanzó el mensaje firme de que su formación quiere alcanzar el poder y reconoció que para ello “hay que poner de lado las viejas banderas políticas”.

Amy Goodman, conocida presentadora del programa Democracy Now, un influyente informativo de izquierdas, fue la encargada de presentar al que denominó “posible próximo presidente de España”.

En una ciudad donde el lobby judío es tan poderoso, Iglesias no tembló al criticar la postura de Estados Unidos con Israel y abogó por la creación de un Estado palestino. “Trabajar por la democracia es luchar por la causa palestina”, afirmó.

El eurodiputado se defendió también de ataques que lo acusaban de defender las acciones terroristas de ETA, algo que negó tajantemente, y de apoyar el régimen venezolano, de quien se limitó a decir que “había hecho algunas cosas bien y otras no tan bien”.

Ni la apretada agenda, ni los problemas para cerrar encuentros en la ONU, ni el intenso frío y la nieve que han azotado Nueva York estos días han evitado que Iglesias y su gente se mostraran muy satisfechos con la visita, que concluye hoy.

Aunque el equipo de Podemos destaque el encuentro con la comunidad española de Nueva York como el momento álgido de su peregrinaje, los mandatarios del partido saben que el objetivo de presentarse ante prensa y público de Estados Unidos con la vitola de alternativa ganadora era prioritario. Y, en su opinión, el objetivo está cumplido.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...