ONU: Operación israelí desplaza a más de 800.000 palestinos en Rafah

Ginebra, 21 may (VOA) – Un alto funcionario humanitario de las Naciones Unidas dijo el lunes que más de 800.000 palestinos han sido desplazados de la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, desde que Israel comenzó su ofensiva terrestre allí hace dos semanas.

“Hoy en día, los campamentos y refugios de emergencia en Rafah, que alguna vez estuvieron superpoblados, se han vaciado en gran medida, y la mayoría de los desplazados buscan refugio en Khan Younis y Deir al-Balah”, dijo Edem Wosornu, director de operaciones y defensa de la oficina de asuntos humanitarios de la ONU, en una reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación.

Dijo que las condiciones en los sitios de desplazamiento a los que están llegando son “horrendas”, ya que carecen de baños adecuados, agua potable, aguas residuales y refugio.

“Estas terribles condiciones dejan serias dudas sobre el cumplimiento de estas obligaciones básicas”.

Wosornu dijo que las Naciones Unidas y sus socios están luchando para ofrecer asistencia a los desplazados, porque no pueden llevar suministros a Gaza a la escala requerida.

El enviado de Israel dijo que es “verdaderamente terrible” que los civiles en Rafah tengan que ser evacuados, pero que la medida debe ser apoyada, no condenada.

“Se han trasladado a una zona humanitaria designada que está siendo llenada de ayuda”, dijo el embajador Gilad Erdan al consejo sobre los sitios designados por Israel. “Y nuestra esperanza es que muchos más civiles abandonen Rafah y se alejen del peligro”.

Dijo que Israel está avanzando en su operación militar en Gaza “lenta y cuidadosamente” para evitar víctimas civiles, pero que la operación debe realizarse. De lo contrario, dijo, Israel estaría otorgando inmunidad a los terroristas restantes de Hamás en Rafah.

El enviado palestino acusó a Israel de hacer caso omiso de los llamamientos internacionales para salvar a Rafah y de desplazar por la fuerza a su población.

“La gente fue desplazada por la fuerza una y otra vez en condiciones horribles”, dijo Riyad Mansour. “Están siendo desplazados una vez más por cientos de miles, sin ningún lugar a donde ir, sin ningún lugar donde quedarse, sin ningún lugar donde estar seguros, arrastrando lo que les queda de vida, enfrentados a la muerte a su alrededor, abandonados a este destino aterrador”.

El Consejo de Seguridad, los Estados Unidos y muchos otros países han instado a Israel a que no entre en Rafah debido a la probabilidad de que haya un gran número de víctimas civiles.

El embajador Robert Wood reiteró el “compromiso férreo” de Washington con la seguridad de Israel, pero dijo que a pesar de las “advertencias claras y consistentes” de Estados Unidos y otros, los preparativos de Israel para satisfacer las necesidades de los desplazados son insuficientes.

“Israel debe tomar medidas inmediatas y decisivas para remediar esta situación y garantizar la protección de los civiles”, dijo Wood. “No debe haber demoras. Hay vidas que dependen de ello”.

Pasos de ayuda

Wood dijo que eso incluía la reapertura inmediata del cruce fronterizo de Rafah.

Hasta el lunes, el principal cruce humanitario en Rafah permanecía cerrado. Las Fuerzas de Defensa de Israel tomaron el control el 7 de mayo, un día después de lanzar su operación terrestre en el este de Rafah, y ningún camión de ayuda lo ha cruzado desde entonces.

Wosornu, de la ONU, dijo que 82.000 toneladas métricas de alimentos y suministros médicos están varados y en mal estado en el lado egipcio de la frontera, a la espera de cruzar.

El cruce de Kerem Shalom está operativo, pero Wosornu dijo que el acceso es limitado. Si bien un nuevo cruce hacia el norte, conocido como Erez West o Zikim, se está utilizando ahora para cantidades limitadas de ayuda, los trabajadores humanitarios no están seguros de cuánto tiempo más se puede utilizar, ya que se encuentra en las proximidades de las recientes órdenes de evacuación israelíes.

Wosornu señaló que 10 de las 16 panaderías apoyadas por la ONU se quedarán sin existencias y sin combustible en cuestión de días si no llegan suministros adicionales. Dijo que otros seis en el sur de Gaza han dejado de trabajar, ya sea debido a la escasez de combustible o a los combates activos.

Mientras tanto, un muelle flotante de 320 millones de dólares, financiado y construido por Estados Unidos frente a Gaza, comenzó a recibir ayuda el jueves, pero solo 10 camiones han pasado por él desde el sábado, dijo un portavoz de la ONU.

Los suministros de combustible también siguen siendo peligrosamente bajos, lo que limita el movimiento de los convoyes de ayuda.

La asistencia humanitaria a Gaza es particularmente urgente, ya que la ONU dice que 1,1 millones de palestinos enfrentan niveles catastróficos de hambre y partes de Gaza están al borde de la hambruna.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias