Milagro Navas, la alcaldesa salvadoreña que derrotó a los aliados de Bukele en las elecciones

San Salvador, 14 mar (VOA) – Tres horas después de que cerraron las urnas el 3 de marzo pasado en El Salvador, Zoila Milagro Navas se consagraba una vez más como alcaldesa del distrito de Antiguo Cuscatlán.

Navas fue la única mujer militante de un partido no aliado al oficialismo que logró ganar la contienda municipal.

“Yo soy la David contra un Goliat”, dijo la alcaldesa salvadoreña que lleva 36 años gobernando el distrito de Antiguo Cuscatlán.

Navas ganó frente a Michelle Sol, quien contaba con el respaldo del presidente Nayib Bukele, quien se reelegió en las presidenciales con el 84 % de los votos válidos.

Nuevas Ideas, el partido de Bukele, promovió votar en las municipales por “La N de Nayib” y “La N de Nuevas Ideas”. Con el 78,2 % de las actas procesadas hasta el mediodía del 13 de marzo, Nuevas Ideas había ganado 26 de 44 alcaldías.

Bukele dijo la noche de las elecciones en su cuenta de X que 43 de 44 alcaldías serán gobernadas por Nuevas Ideas y sus aliados, y compartió un mapa marcado de azul donde el único municipio en blanco es La Libertad Este, donde ganó Navas, que comprende San José Villanueva, Huizúcar, Zaragoza, Antiguo Cuscatlán y Nuevo Cuscatlán.

Navas respondió al mensaje: “No son 43, seremos 44 alcaldías que buscarán el bienestar de todos los salvadoreños”.

El Salvador estaba en guerra civil cuando Milagro Navas fue elegida alcaldesa por primera vez, en 1988, con el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), un partido de la tradicional derecha que en esos años era la oposición.

ARENA gobernó El Salvador por 20 años, y Navas continuaba siendo alcaldesa. Luego, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) gobernó por 10 años, y Navas siguió al frente de Antiguo Cuscatlán.

En 2012, Bukele se inició en la política de El Salvador como alcalde del distrito Nuevo Cuscatlán, territorialmente más pequeño que Antiguo Cuscatlán, pero con indicadores económicos importantes, y dejó al frente de Nuevo Cuscatlán a Michelle Sol, considerada su heredera política.

Bukele ganó San Salvador en 2015 y posteriormente la presidencia en 2019. Con su carrera política en ascenso, ARENA y el FMLN perdieron su poder. Los resultados de las recientes elecciones dieron a ARENA solo dos de los 60 puestos en el Congreso. El FMLN no obtuvo ninguno. Para las alcaldías, ARENA ganó una, con Navas, y el FMLN ninguna.

Sol es la actual ministra de Vivienda y la esposa del presidente de la Asamblea, Ernesto Castro, parte del circulo de confianza de Bukele.

“Michelle Sol tiene linea directa con el presidente”, reconoció el jefe de la bancada de Nuevas Ideas, Christian Guevara, a medios locales.

Navas retó a Sol a un debate sobre las necesidades de los cinco distritos en contienda, pero Sol se negó a debatir, justificando que esa era “la vieja forma de hacer política”.

Sol perdió la alcaldía La Libertad Este con 8.736 votos frente a los 17.512 que obtuvo Navas.

Algunas de las razones por las que Navas continua siendo reelegida, según habitantes de ese distrito, son la seguridad, la economía y los servicios, como el alumbrado eléctrico, asfaltado de calle y la recolección de desechos, que no han fallado en sus años de gobierno municipal.

Según los indicadores sociales y económicos, este es uno de los distritos más prósperos de El Salvador. Su tasa de alfabetización es del 98 % y solo tres de cada 10habitantes se considera pobre, según los resultados de la Encuesta de Calidad de Vida 2022 elaborado por “El Salvador como vamos”, con apoyo de la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (USAID).

Además, el 89 % de los ciudadanos se siente seguro en Antiguo Cuscatlán y el 91 % está satisfecho con la vivienda que habita.

En comparación, en San Salvador antes del régimen de excepción impuesto por Bukele, solo tres de cada 10 habitantes en la capital salvadoreña se sentían seguros.

Después de San Salvador, es Antiguo Cuscatlán el distrito que genera más ingresos, según el medio salvadoreño La Prensa Gráfica.

“La experiencia garantiza el éxito”, fue el lema de la campaña política de Navas.

Olvidándose de los colores de su partido, rojo, azul y blanco, Navas optó por hacer campaña usando el color rosado.

Tres de cuatro expresidentes que gobernaron con ARENA fueron vinculados a casos de corrupción, algo que no le generaba réditos políticos a Navas. La noche de su triunfo, dijo que “se despojaba de sus colores partidarios”.

Otra estrategia de campaña fue no confrontar a Bukele. La alcaldesa le dijo a Bukele que necesitaba trabajar con el gobierno central para hacer obras que beneficien al municipio.

“Una sola golondrina no hace verano”, exclamó frente a una multitud de simpatizantes la noche que se declaró ganadora.

Su nuevo mandato municipal abarcará los distritos de Antiguo Cuscatlán, Nuevo Cuscatlán, Huizúcar, San José Villanueva y Zaragoza, debido a la nueva composición municipal aprobada por la Asamblea Legislativa salvadoreña, en la que legisladores redujeron los municipios de 262 a 44.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias