Los Verdes, preparados para entablar ya conversaciones de Gobierno

El partido de Los Verdes abogó hoy por comenzar cuanto antes con las negociaciones para formar un posible Gobierno de coalición con los conservadores de la canciller Angela Merkel y los liberales (FDP).

“Las elecciones generales fueron hace dos semanas y todavía no ha habido ni una sola conversación entre los conservadores, el FDP y Los Verdes”, declaró el líder de los ecologistas Cem Özdemir en la televisión pública alemana ZDF.

“Quiero apelar también una vez más a la responsabilidad política”, declaró después de que el domingo la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su socio hermano bávaro, la Unión Cristianosocial (CSU), alcanzaran un acuerdo sobre la cuestión migratoria para lograr que en un futuro la cifra de inmigrantes que llegan al país por cuestiones humanitarias no supere los 200.000 al año.

Özdemir señaló con la vista en este acuerdo que éste solo recoge la posición de los conservadores. Durante las conversaciones de coalición se deberá buscar un acuerdo en el tema migratorio. “Un acuerdo significa siempre que todos tienen que hacer concesiones. Sin embargo, esto no significa que las líneas rojas de la CDU/CSU deban ser también las líneas rojas de la coalición”, indicó.

Para Los Verdes, el acuerdo de los conservadores no es un firme compromiso. Para la presidenta de la fracción parlamentaria de Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt, el pacto parece ser más un “acuerdo formal, que los dos saben que no debe mantenerse en el tiempo más allá de las primeras conversaciones con el FDP y Los Verdes”.

El partido ecologista descartó antes de las elecciones del 24 de septiembre fijar una cuota máxima a la entrada de los refugiados al país en caso de formar un Gobierno de coalición.

Los liberales, aunque se dejan querer y evidencian que su intención es formar parte del próximo Ejecutivo, también se oponen categóricamente a un tope al ingreso de refugiados, medida que consideran contraria a la Constitución.

Con este panorama, el acuerdo de conveniencia no parece sencillo y pone de manifiesto que la política migratoria constituye la verdadera línea roja que marcará las negociaciones, más allá de otros enfrentamientos que podrían surgir entre las tres formaciones en temas como la protección del clima o la política fiscal, donde cuentan con propuestas diametralmente opuestas.

Merkel está obligada a hacer malabarismos, una vez que en el país todos son conscientes de que la conocida como coalición tripartita “Jamaica”, llamada así por los colores de los partidos que hacen referencia a la bandera del país caribeño -FDP (amarillo), conservadores (negro) y Verdes- se perfila como la única solución.

El acuerdo de los conservadores sobre la cuestión migratoria no nombra de manera directa la introducción de una cuota máxima de 200.000 refugiados exigida por la CSU, pero fija una serie de medidas migratorias para evitar que el número de solicitantes de asilo que llegan al país sobrepase esa cifra como luchar contra las causas que obligan a las personas a huir de sus países, cooperar con los países de origen y de tránsito a imagen y semejanza del acuerdo de la Unión Europea-Turquía o proteger las fronteras exteriores de la UE.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias