La UE aprueba una nueva ronda de sanciones contra Rusia, casi incumpliendo el plazo autoimpuesto del 24 de febrero

San José, 25 feb (elmundo.cr) – La Unión Europea (UE) acordó el viernes imponer una nueva ronda de sanciones contra Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania, una decisión muy reñida que casi no cumplió con el plazo autoimpuesto del bloque del 24 de febrero que se suponía coincidiría con el final de la guerra el aniversario de año de esta misma.

La nueva balsa prohíbe las exportaciones de la UE por valor de al menos 11.000 millones de euros, incluye a los propagandistas en la lista negra y, por primera vez, apunta directamente a la Guardia Revolucionaria de Irán por su ayuda militar encubierta al Kremlin.

La aprobación de sanciones requiere el consentimiento unánime de los 27 estados miembros.

Los diplomáticos que hablaron con Euronews bajo condición de anonimato describieron una serie de movimientos divisivos que obstaculizaron las conversaciones, incluida una solicitud húngara para eliminar varios nombres rusos de la lista negra de la UE, un renovado impulso polaco-lituano para sancionar el sector nuclear de Rusia y una propuesta impopular de la Comisión Europea para multar a los gobiernos de la UE que no informen sobre la ubicación de los activos congelados por parte del Banco Central Ruso.

“Nuestras sanciones tienen impactos a corto y largo plazo, que se advierten en las dificultades de Rusia para reabastecerse de armas y en su economía aislada; Nuestras medidas adoptadas hoy con nuestros socios del G7 demuestran que estaremos con Ucrania por todo el tiempo que sea necesario”, agregó Janet Yellen en un comunicado la Secretaría del Tesoro estadounidense.

Ninguno de ellos ganó suficiente tracción y, en consecuencia, se abandonaron.

Para el jueves por la noche, una prohibición gradual de las importaciones de caucho sintético de fabricación rusa había surgido como el último obstáculo para la luz verde. El caucho sintético tiene muchos usos en la industria automovilística, entre los que destaca la fabricación de neumáticos.

“Creemos que para ciertos productos petroquímicos, los períodos de transición propuestos son demasiado largos y la cuota propuesta es demasiado alta. Especialmente cuando hay sustitutos en el mercado de la UE”, dijo a los periodistas el embajador polaco Andrzej Sadoś después de las discusiones del jueves.

“Imponer sanciones que no afectarán el presupuesto de Rusia es inútil”.

El estancamiento se rompió el viernes por la noche después de prolongadas reuniones bilaterales que allanaron el camino para un compromiso sobre la prohibición de caucho entre Polonia y los países más reacios.

Polonia aseguró compromisos para establecer un “mecanismo especial” para diversificar los proveedores de caucho sintético y sentar las bases para las sanciones de la UE al sector nuclear de Rusia, dijo un diplomático.

Yellen asiste a la reunión de ministros de hacienda del G20 en Bengaluru, India. El viernes dijo a altos funcionarios rusos que asisten a las reuniones que “continuar su trabajo para el Kremlin los convierte en cómplices de las atrocidades de Putin”.

“Son responsables de la pérdida de vidas y de medios de subsistencia en Ucrania y del daño causado globalmente”, declaró.

La Casa Blanca anunció el viernes que el Pentágono aportará 2.000 millones de dólares en municiones y una variedad de pequeños drones con tecnología de punta a la lucha contra Rusia.

Los Estados miembro de la Unión Europea han llegado este viernes a un acuerdo ‘in extremis’ para adoptar la décima ronda de sanciones contra Rusia por la invasión militar de Ucrania, un paquete tendrá un impacto de 11.000 millones de euros, según cálculos de la Comisión Europea.

“Juntos, los Estados miembro de la UE han impuesto las sanciones más contundentes y de mayor alcance jamás vistas para ayudar a Kiev a ganar la guerra. La UE está unida a Ucrania y al pueblo ucraniano. Seguiremos apoyando a Ucrania mientras sea necesario”, ha señalado la Presidencia sueca del Consejo de la UE en Twitter.

Con esta nueva ronda de sanciones los Veintisiete redoblan la presión contra el Kremlin y sus cómplices con un paquete que llega en el primer aniversario de la invasión, como se había propuesto la UE para responder a la nueva ofensiva de Moscú. La nueva tanda incluye restricciones a las exportaciones de elementos tecnológicos europeos clave para el funcionamiento del Ejército ruso y también están dirigidas contra Irán por su apoyo a Rusia en el contexto de la guerra.

La lista negra ahora se amplía con más nombres de propagandistas rusos, representantes políticos y comandantes del ejército, así como personas que se cree que son responsables del secuestro y deportación de niños ucranianos.

Además, el bloque da un paso al frente con exportaciones de recursos clave para la producción industrial rusa como armas, camiones, vehículos agrícolas y forestales o drones, todo elementos que pueden ser usados para la logística militar de Rusia en Ucrania.

Aunque Teherán niega cualquier participación en la invasión, varios informes han confirmado el uso de drones de fabricación iraní, como el Shahed-131 y el Shahed-136, en la destrucción de la infraestructura esencial de Ucrania.

Dado que el Kremlin no muestra signos de retroceder, la UE y el G7 están cada vez más preocupados por el posible apoyo que otros países podrían brindar a Rusia como un salvavidas para amortiguar el impacto de las sanciones y mantener la maquinaria de guerra en funcionamiento.

Estados Unidos ha advertido que China está considerando suministrar armas y municiones a Moscú, una medida que, según Bruselas, sería una “línea roja” en sus relaciones con Pekín.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...