La inversión extranjera directa aumenta más de un 50% en América Latina

Gerardo Pesantez/Banco Mundial Obras de expansión del Canal de Panamá
Gerardo Pesantez/Banco Mundial Obras de expansión del Canal de Panamá

Ciudad de México, 5 jul (NoticiasONU) – El crecimiento de la demanda de productos básicos y minerales esenciales en 2022 impulsó un aumento de la inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe, que llegó a un récord de 208.000 millones de dólares, un 51% más que el año anterior, reveló este miércoles la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Según el Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2023 de la UNCTAD, el incremento contrastó con la tendencia global, que marcó una disminución del 12%, o 1,3 billones de dólares.

Brasil fue el país que captó más flujos de inversión, con 8 millones de dólares, un aumento del 70% comparado con el año anterior. El segundo mayor receptor fue México, que con 35.000 millones de dólares registró una subida de 12%.

En el Caribe, la República Dominicana lideró la entrada de flujos con 4000 millones de dólares.

Sudamérica fue la subregión que encabezó el aumento de la inversión extranjera directa con un 73% más que en 2021.

Los últimos cinco años en la región

La UNCTAD explicó que en el último lustro las agrupaciones económicas regionales atrajeron flujos en consonancia con la tendencia general de América Latina y el Caribe.

Los flujos aumentaron hacia los Estados miembros de la Asociación Latinoamericana de Integración (34%, hasta 195.000 millones de dólares), el Mercado Común del Sur (35%, hasta 105.000 millones de dólares) y los Estados miembros de la Comunidad del Caribe (el doble, hasta 6500 millones de dólares).

En tanto, esas entradas descendieron un 11% hacia los Estados miembros del Sistema de la Integración Centroamericana, hasta 13.000 millones de dólares.

En 2022, la proporción de anuncios de proyectos en nuevas instalaciones intrarregionales siguió siendo relativamente pequeña, 11% de todos los proyectos de la región, pero aún superior a la de 2017, cuando fue del 8% del total.

El informe señala que las empresas multinacionales de América Latina y el Caribe tenían el 62% del valor de sus proyectos de inversión en nuevas plantas en la región.

Las fusiones y adquisiciones transfronterizas aumentaron un 80%, hasta alcanzar los 15.000 millones de dólares. El sector manufacturero registró el mayor aumento de las ventas netas, sobre todo en alimentación, bebidas y tabaco, productos químicos, papel y productos de papel.

Sin embargo, el sector servicios continuó siendo el más importante, con ventas netas por valor de 9600 millones de dólares, principalmente en información y comunicación.

El valor de las inversiones anunciadas en nuevas instalaciones aumentó un 57%, destinándose la mayoría de los compromisos a las industrias extractivas y automovilísticas.

El número de operaciones anunciadas de financiamiento de proyectos internacionales descendió un 18%, principalmente en los sectores de la minería, las infraestructuras de transporte, el petróleo y el gas.

Caída global

Aunque América Latina se benefició con la entrada de flujos, la inversión extranjera directa mundial disminuyó un 12% en 2022, hasta 1,3 billones de dólares, después de un fuerte repunte en 2021 tras la pronunciada caída en 2020 inducida por la crisis debida a la pandemia de COVID-19.

La UNCTAD atribuyó el descenso del año pasado al menor volumen de flujos y transacciones financieras en los países desarrollados.

Detalló que esta desaceleración respondió a la guerra en Ucrania, los altos precios de los alimentos y la energía, y las presiones de la deuda.

El informe agrega que la caída global de los flujos se debió sobre todo a las transacciones financieras de las empresas multinacionales en las economías desarrolladas, donde la inversión extranjera directa bajó un 37%, hasta 378.000 millones de dólares.

El panorama no es mejor en 2023

La UNCTAD advirtió que el entorno mundial para los negocios internacionales y la inversión transfronteriza sigue siendo difícil en 2023.

La Conferencia estimó que la presión a la baja sobre la inversión extranjera directa continuará este año.

Las elevadas tensiones geopolíticas son uno de los factores de presión identificados por la UNCTAD.

Además, el informe destacó el aumento de la incertidumbre de los inversionistas debido a las turbulencias en el sector financiero.

Urgen las inversiones masivas para energía limpia

La UNCTAD recordó que los países en desarrollo deben invertir 1,7 billones de dólares anuales en energías renovables y agregó que, no obstante esta urgencia, la inversión extranjera directa en el sector llegó apenas a 544.000 millones de dólares en 2022.

Por otra parte, subrayó la necesidad de aliviar la deuda de los países en desarrollo para que puedan invertir en una transición a la energía limpia y atraer la inversión privada internacional mediante mejores las calificaciones de riesgo de los países.

El informe precisó que el déficit de inversión de los países en desarrollo para la transición energética es de de 2,2 billones de dólares al año, en tanto que la brecha anual para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible es de 2,2 billones de dólares.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias