La deforestación de la selva amazónica brasileña aumenta en marzo

Sao Pablo, 8 abr (VOA) – La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó un 14 % interanual en marzo, mostraron datos oficiales preliminares el viernes, lo que destaca los continuos desafíos para el nuevo gobierno.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva asumió el cargo el 1 de enero, prometiendo poner fin a la deforestación tras años de aumento bajo su predecesor Jair Bolsonaro, quien recortó drásticamente los esfuerzos de protección ambiental en la Amazonía.

“Este aumento en las cifras revela que el nuevo Gobierno necesita actuar con urgencia para reconstruir su capacidad de represión a los delitos ambientales, que había sido totalmente destruida por el último Gobierno”, dijo Marcio Astrini, responsable del grupo ecologista local Observatorio del Clima.

Los datos de la agencia de investigación espacial Inpe indican que el mes pasado se talaron 356 km2 en la Amazonia brasileña.

Las últimas cifras presentan un panorama desigual en la lucha contra la deforestación llevada a cabo por el gobierno hasta la fecha, ya que la destrucción entre enero y marzo se redujo a 845 kilómetros cuadrados, un 11 % menos que en 2022.

Brasil mide oficialmente la deforestación anual de agosto a julio, para limitar la influencia de la nubosidad que oscurece las imágenes de destrucción por satélite durante los meses lluviosos. En los ocho primeros meses de ese periodo, de agosto de 2022 a marzo de 2023, la deforestación ha aumentado un 39 % interanual.

“Sólo quedan cuatro meses para cerrar las cifras definitivas de deforestación. Esto significa que una disminución de la deforestación en las tasas finales de la Amazonia en 2023 es poco probable. De hecho, tiene más posibilidades de aumentar”, afirmó Astrini.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias