Inflación frena el cambio hacia agricultura más ecológica en Alemania

ARCHIVO - Un agricultor cosecha zanahorias ecológicas en un campo de la región central de Alemania. Foto: Julian Stratenschulte/dpa
ARCHIVO – Un agricultor cosecha zanahorias ecológicas en un campo de la región central de Alemania. Foto: Julian Stratenschulte/dpa

Berlín, 17 ene (dpa) – La reticencia a comprar alimentos más caros debido a la inflación está frenando la conversión más rápida hacia una agricultura más ecológica, dijo hoy a dpa el presidente de la Asociación Alemana de Agricultores, Joachim Rukwied.

“De momento, la idea de pasarse a la agricultura ecológica en Alemania es limitada”, declaró.

Según Rukwied, las tiendas naturistas y otras que comercializan productos ecológicos de alta calidad están sufriendo una caída masiva de las ventas.

“En este momento, la tendencia en los productos orgánicos va claramente hacia el sector de las cadenas de supermercados económicos. Por supuesto, los agricultores observan esta situación y, por lo tanto, son un poco más cautelosos a la hora de reconvertirse”, añadió.

Según el presidente de la asociación, para los productos ecológicos vale lo mismo que para los llamados productos de bienestar animal. “Los gastos son simplemente mayores, y eso tiene que reflejarse en el precio”, precisó.

En la agricultura ecológica, por ejemplo, la proporción de cultivo mecánico del suelo es mayor. “Los elevados costos de combustible de los vehículos también tienen una mayor incidencia”, acotó.

Por eso, hizo hincapié en que siga siendo necesaria una diferencia de precios, ya que la producción de productos ecológicos es significativamente más cara en términos de costos unitarios.

El negocio de los alimentos ecológicos sufrió un revés inusual el año pasado. “El mercado alemán de productos ecológicos se contrajo en 2022 por primera vez en su historia”, señala un informe de la Asociación de Agricultores publicado a fin de año.

A finales de octubre, las ventas de productos orgánicos había caído un 4,1 por ciento. No obstante, se esperaba que las ventas alcanzaran los 15.000 millones de euros (16.200 millones de dólares) en 2022, 2.700 millones de euros más que en 2019.

Estas cifras demuestran que el mercado ecológico pudo mantener al menos el elevado crecimiento de las ventas del comienzo de la pandemia del coronavirus.

El Gobierno alemán, por su parte, apuesta a una expansión significativa de la agricultura ecológica.

Según los últimos datos, en 2021 la cuota ecológica del total de tierras agrícolas era de un 10,9 por ciento, frente al 10,3 por ciento de finales de 2020. Además, el 14 por ciento de todas las explotaciones agrícolas en 2021 eran ecológicas, frente al 13,5 por ciento registradas un año antes.

La agricultura orgánica y otras tendencias, como las dietas basadas en más vegetales y menos carne, son temas de la Semana Verde (Green Week), que se inaugura el 20 de enero en Berlín tras un paréntesis de dos años por la pandemia.

“La producción siempre sigue al mercado. Observamos una tendencia hacia una mayor proporción de dietas vegetarianas o veganas. Y por supuesto intentamos servir este mercado”, destaca Rukwied.

Un ejemplo son los garbanzos, que hace unos años no estaban disponibles en los campos alemanes. “Ahora se cultivan en distintas regiones con climas adecuados, aunque el riesgo de cultivo es alto y no funciona bien en un verano lluvioso”, detalló el presidente de los agricultores.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias