Industriales de Argentina cuestionan apertura de importaciones para bajar precios

Fotografía de archivo de una consumidora que compra carne en Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

Buenos Aires, 12 mar (EFE).- La Unión Industrial Argentina (UIA), la mayor entidad empresarial del país suramericano, cuestionó la decisión anunciada este martes por el Gobierno de Javier Milei de abrir las importaciones de bienes de consumo básico y suspender ciertos impuestos a esas importaciones para estimular la competencia y así bajar la inflación.

En un comunicado, la organización que representa al sector manufacturero argentino dijo que la medida implica un “trato desigual” para los industriales en relación a los importadores.

Según explicó la entidad, mientras los fabricantes argentinos deben pagar en cuatro cuotas mensuales y con impuestos los insumos necesarios para producir, los importadores de bienes terminados estarán exentos de impuestos y tendrán acceso total a las divisas necesarias en un solo pago a 30 días.

“El anuncio realizado hoy afecta seriamente la competitividad de las empresas que operan, producen y emplean en el país”, advirtió la UIA en un comunicado.

El Ejecutivo de Milei resolvió este martes abrir las importaciones de productos de la cesta básica -alimentos, bebidas y productos de limpieza, cuidado e higiene personal- y de los medicamentos y suspender por 120 días ciertos impuestos sobre esas importaciones.

La medida fue anunciada después de que este lunes el ministro de Economía, Luis Caputo, se reuniera con grandes cadenas de supermercados, las que, según el propio funcionario, reconocen que habían aumentado precios “imaginando un escenario caótico que no se dio” y “saben perfectamente” que los precios “están totalmente desfasados”, con valores un 50 % por encima de los de Estados Unidos en algunos productos.

Según explicó este martes Caputo en el AmCham Summit, el encuentro anual organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina, abrir las importaciones permitirá a los supermercados tener mayor poder de negociación ante los fabricantes locales para no convalidar alzas de precios.

“Es una manera de forzar la competencia y de proteger al consumidor. Es dar un pequeño empujón para que los precios no solo dejen de subir sino que empiecen a bajar”, alegó.

Según datos oficiales dados a conocer este martes, la inflación se ubicó en febrero en el 276,2 % interanual, aunque en el caso de los alimentos y bebidas el alza fue del 303,8 % interanual, en medio de una drástica caída del consumo privado por el fuerte desplome en el poder de compra de los hogares, en un contexto de severo ajuste fiscal y contracción de la actividad económica.

En este contexto, la actividad industrial de Argentina se desplomó en enero 12,4 % respecto a igual mes de 2023, de acuerdo a los últimos datos oficiales disponibles. EFE

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias