Últimas noticias

Indonesias luchan contra “epidemia” de acoso

Kemal Jufri/The New York Times

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Joe Cochrane

Yakarta, 29 dic (NYT) — Tunggal Pawestri dice que nunca olvidará que la manosearon en un autobús público mientras se dirigía a la escuela en Yakarta, la capital de Indonesia, cuando tenía 14 años.

Aunque ya se había acostumbrado a soportar el acoso diario —en su mayoría piropos y comentarios sexualmente sugestivos— cuando un hombre de repente empezó a moverse en círculos contra ella desde atrás, dijo: “Me congelé”. Tunggal, quien ahora trabaja para una organización femenil, dijo: “No sabía qué hacer”.

Dos décadas después, cada vez más activistas como Tunggal están surgiendo para explicar exactamente qué hacer: exponer el eterno problema de acoso en las calles, aceras, trenes y autobuses en Indonesia, la cuarta nación más poblada del mundo.

LEA:  Kissinger, el mito roto de la diplomacia

“Es una epidemia y, desafortunadamente, en este momento Indonesia no tiene protección legal para el acoso sexual”, dijo Yuniyanti Chuzaifah, vicepresidenta de la Comisión Nacional sobre la Violencia Contra las Mujeres.

“Las mujeres tienen que ser valientes para denunciarlo y los servicios policiales aquí no son amigables con las víctimas”, dijo.

Los activistas en Indonesia estiman que millones de incidentes de acoso callejero quedan sin denunciarse cada año. La Policía Nacional de Indonesia no respondió a las solicitudes de datos oficiales sobre casos de acoso callejero.

De acuerdo con la comisión femenil, el año pasado sólo se presentaron 268 denuncias de acoso callejero ante la policía, las organizaciones no gubernamentales o la propia comisión en una nación de más de 260 millones de personas. Pero más de 200 mujeres tan sólo en la región de Yakarta publicaron historias de acoso o manoseos en los últimos 12 meses en el sitio web indonesio Hollaback, una iniciativa internacional contra el acoso callejero.

LEA:  Ministras alemanas planean reforzar derechos globales de las mujeres

“Siento que el acoso callejero se ha normalizado dentro de nuestra sociedad”, dijo Anindya Restuviani, coordinadora del Festival Feminista de Indonesia.

Las autoridades han reservado vagones exclusivos para mujeres en trenes suburbanos abarrotados y espacios designados para ellas en autobuses públicos, pero los activistas dicen que se necesita hacer más.

En el 2014, Kate Walton, una escritora australiana con sede en Yakarta, comenzó un grupo de discusión en línea tras experimentar el acoso callejero. En enero, realizó un experimento caminando desde su casa en el sur de Yakarta hasta un centro comercial a 4 kilómetros de distancia. Fue acosada 13 veces en 35 minutos, y publicó un tweet sobre cada incidente conforme pasaba.

LEA:  Más de 100 mujeres concluyen formación en tecnologías digitales gracias a la Alianza CRUSA-FORTE

“Entre más historias ven las personas, más valientes y dispuestas están a denunciar”, dijo, expresando su frustración por lo que las mujeres en Indonesia soportan en los espacios públicos. “Simplemente se suma cuando ocurre todos los días. Es agotador”.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias