Florida prohíbe licencias de conducir a inmigrantes que viven ilegalmente en EEUU

Florida, 7 jul (elmundo.cr) – Florida ya no aceptará licencias de conducir emitidas por otros estados de EEUU a inmigrantes que viven ilegalmente en el país en virtud de una ley firmada por el gobernador Ron DeSantis mientras busca la nominación presidencial republicana de 2024.

La ley de Florida, que entró en vigor el 1 de julio, es “la legislación contra la inmigración ilegal más fuerte del país”, dijo la oficina del gobernador en un comunicado de prensa el miércoles.

Las licencias de otros estados, diseñadas específicamente para inmigrantes no autorizados y consideradas inválidas por el Departamento de Seguridad Vial y Vehículos Motorizados de Florida, son de Connecticut, Delaware, Hawái, Rhode Island y Vermont.

La lista incluye licencias de otros estados que indican “No para identificación federal” o “Solo privilegio de conducir”. Aquellos que conduzcan en Florida con dichas licencias enfrentarán citaciones y otras sanciones.

La ley también prohíbe que cualquier persona sin documentación de inmigración obtenga una licencia de conducir de Florida.

“Alguien que se encuentra ilegalmente en nuestro país y ha violado nuestras leyes no debe poseer una identificación emitida por el gobierno que le permita acceder a los servicios financiados por el estado y otros privilegios otorgados a los residentes legales”, dijo DeSantis en el comunicado.

DeSantis ha tratado de alejar a los votantes conservadores que favorecen las políticas de inmigración de línea dura del favorito republicano Donald Trump, el expresidente que lidera a DeSantis por más de 20 puntos porcentuales en las encuestas de opinión nacionales.

El proyecto de ley también impide que los condados y municipios proporcionen fondos a personas u organizaciones que expidan documentos de identificación a personas sin prueba “de presencia legal en los Estados Unidos”.

Los hospitales están obligados a recopilar el estado migratorio de los pacientes como parte de su proceso de admisión.

El gobierno de México atacó la ley como un perfil racial y un crimen de odio. “La criminalización no es la forma de resolver el problema de la inmigración indocumentada”, dijo el sábado un comunicado del gobierno mexicano.

“La existencia de mercados laborales transnacionales y los intensos lazos de comercio y turismo entre México y Florida no pueden pasarse por alto con medidas inspiradas en sentimientos xenófobos y nacionalistas blancos”, dijo.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias