FAO y la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad proponen modelos de negocios sostenibles

Roma, 24 mar (elmundo.cr) – La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad (BPM), se unieron en un espacio de diálogo para motivar a las empresas, al sector público y organismos internacionales a emprender iniciativas conjuntas viables económicamente, en función de la biodiversidad y el medio ambiente en general.

Para lograrlo, ambas instancias organizaron algunos conversatorios, el primero de los cuales se realizó el martes 23 de marzo, para compartir experiencias centroamericanas que den respuesta a los enormes desafíos que enfrenta actualmente la humanidad: el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la degradación de la tierra, el incremento de la inseguridad alimentaria y la malnutrición, entre otros factores que se han agudizado aún más con la pandemia de la COVID-19.

Este primer espacio de diálogo convocó a los participantes a una reflexión e intercambio alrededor de la compleja necesidad de transformación de los sistemas alimentarios, a partir del estado y gestión de la biodiversidad, sus contribuciones y afectaciones en contextos de crisis sanitaria, cambio climático y recesión económica, que atañen de manera particular a la región Mesoamericana.

Según fuentes de la FAO, el abordaje a la gestión, uso y conservación de la biodiversidad, ponen en relevancia las conexiones e interdependencias entre los ecosistemas y las comunidades humanas; asimismo señalan la necesidad de que las sociedades generen propuestas cada vez más creativas, que respondan no solo a un eficiente aprovechamiento de los recursos naturales, sino además a relaciones sociales más igualitarias e impactos ambientales equilibrados y regenerativos; que contribuyan a la transformación y sostenibilidad de los sistemas alimentarios.

Al respecto, el subdirector general y representante regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué, enfatizó: “Si el costo para la biodiversidad -terrestre y marina- de producir alimentos se mantiene parecido al actual, básicamente haremos un daño irremediable. Los ecosistemas no resistirán”.

La FAO ha venido trabajando en América Latina y el Caribe en “El estado de la biodiversidad mundial para la alimentación y la agricultura”, con el fin de contribuir en el aumento de la capacidad de resiliencia de los sistemas de producción y los medios de vida ante las perturbaciones y los factores adversos, como el crecimiento de la población y los efectos del cambio climático, así como en el establecimiento y fomento de políticas que promuevan la inclusión e implementación de una agenda ambiental en la región.

Por su parte, George Jaksch, presidente de la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad (BPM), instancia que forma parte del Comité Ejecutivo de la Alianza Global de Negocios y Biodiversidad (Global Partnership for Business and Biodiversity) indicó que es imperativo generar lazos fuertes e incidencia con empresas del sector privado, fomentando enlaces entre el sector empresarial, el sector público y la cooperación internacional, para replantear el crecimiento económico sobre mecanismos que permitan la convivencia de modelos de producción sostenibles e incluyentes económicamente.

Ambas instancias coinciden que para lograr estos objetivos es necesario fortalecer el diálogo e incidencia con los gobiernos e instancias intergubernamentales, de manera que queden trazadas mejores y más efectivas condiciones de sostenibilidad y conservación de la biodiversidad en la región.

Este primer webinar contó además con la participación del presidente y CEO del Global Environment Facility (GEF), Carlos Manuel Rodríguez, quien propuso algunas acciones para la transición de los Sistemas Agroalimentarios hacia la conservación de biodiversidad, entre ellas, generar datos presupuestarios, estimar necesidades, movilizar recursos de manera más eficiente y realizar un mapeo de las políticas que generan biodiversidad.

Asimismo, se contó con la participación de panelistas de experiencia exitosas centroamericanas, como Nicoverde, empresa que implementa un método de cultivo de piña, que reduce el uso de productos químicos en más del 70%, comparado con prácticas convencionales; y ECOM SMS, fundada en 1847, y que hoy en día es un actor importante en la conservación de la naturaleza tropical y su biodiversidad en la cadena de valor de cacao y café.

Finalmente, otros comentaristas del webinar, como Carmen Langner de GIZ, explicaron que hay evidencia que el sector privado quiere actuar en beneficio de la biodiversidad, pero algunas empresas no saben cuáles son las medidas, por lo que se deben promover los instrumentos que las divulguen; y Ricardo Montero de la SECAC, resaltó una experiencia con FAO y la AECID sobre el monitoreo y evaluación de buenas prácticas en agricultura para la adaptación al cambio climático y la gestión integral del riesgo de desastres.

La iniciativa cobra especial importancia en el contexto de la cumbre para la transformación de los Sistemas Agroalimentarios 2021, que compromete a todos los sectores a la generación de acciones significativas y consensos a todo nivel para la acción y revisión de los procesos que contribuyan a la transformación de los sistemas alimentarios.

El equipo de FAO y BPM invita a todos los participantes al segundo webinar de esta serie que se realizará el próximo 07 de abril, a las 10 horas Panamá, con el tema Agro y Ecoturismo, nuevas experiencias.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias