Ente oficial pide más facilidades para migrar por trabajo a Alemania

ARCHIVO - Hymalai Bello, ingeniera electrónica de Venezuela, y Vasant Karasulli, Vasant Karasulli, desarrollador de software de India, sostienen en la mano su tarjeta azul para trabajadores cualificados extranjeros empleados en la Unión Europea. Foto: Daniel Karmann/dpa
ARCHIVO – Hymalai Bello, ingeniera electrónica de Venezuela, y Vasant Karasulli, Vasant Karasulli, desarrollador de software de India, sostienen en la mano su tarjeta azul para trabajadores cualificados extranjeros empleados en la Unión Europea. Foto: Daniel Karmann/dpa

Núremberg (Alemania), 8 feb (dpa) – Las facilidades para la llegada de trabajadores cualificados presentadas por el gobierno son insuficientes para combatir la escasez de trabajadores en Alemania, alertó hoy el Instituto de Investigación Laboral de Núremberg (IAB).

“Los planes de reforma de la coalición (de socialdemócratas, verdes y liberales) para ampliar la afluencia de trabajadores cualificados de terceros países tienen sentido, pero no van lo suficientemente lejos”, declaró Bernd Fitzenberger, director del IAB, que depende de la Agencia Federal de Empleo.

Hasta ahora, apuntó Fitzenberger, la inmigración controlada con fines de empleo procedente de terceros países se ha limitado a unas 60.000 personas al año como máximo. “Una de las razones es que la actual normativa de inmigración es demasiado restrictiva”, afirmó.

Los expertos de mercado laboral calculan que para paliar el déficit de mano de obra cualificada en Alemania se necesita una inmigración neta de 400.000 personas al año procedentes de la Unión Europea (UE) y terceros países.

El gobierno del canciller Olaf Scholz se ha propuesto facilitar la inmigración de trabajadores cualificados. En el futuro, por ejemplo, una promesa de trabajo en Alemania será suficiente para obtener un permiso de entrada, incluso si no se puede aportar la prueba de cualificación exigida hasta ahora.

Actualmente, muchos inmigrantes no consiguen visado porque su cualificación profesional extranjera no está reconocida formalmente en Alemania.

Además, está previsto reducir los umbrales salariales para obtener la llamada tarjeta azul europea. Hasta ahora, los solicitantes debían tener la promesa de un empleo que pagara al menos 58.400 euros brutos (62.700 dólares brutos) al año.

Asimismo, mediante un sistema de puntos se creará un contingente de trabajadores extranjeros que podrán buscar trabajo en Alemania si cumplen determinados criterios.

Fitzenberger estimó que las medidas no serán suficientes. Sugirió que el sistema de puntos previsto recompense no solo el conocimiento de la lengua alemana, sino también el manejo de la inglesa.

El directivo opinó que en muchas profesiones es posible trabajar en Alemania con conocimientos de inglés. Para otras profesiones, como la enfermería, propuso que los inmigrantes puedan trabajar a prueba si las cualificaciones no pueden reconocerse inmediatamente.

La falta de mano de obra es calificada actualmente por los expertos económicos como uno de los principales obstáculos al crecimiento económico de Alemania.

El país tiene un problema demográfico porque los llamados “baby boomers” nacidos entre los años 50 y principios de los 60 están empezando a jubilarse.

No hay suficientes jóvenes en la población activa. El problema también suscita preocupación entre los responsables de la política social por la merma de recursos financieros del sistema de previsión social que traerá aparejada.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias