Elecciones en Portugal: líder socialista Antonio Costa al 38%

Lisboa, 6 oct (elmundo.cr) – Hoy se vota en uno de los países más sui generis de Europa, donde la izquierda esta gobernando desde hace 4 años aumentando su caudal de votos, donde la derecha radical no existe y donde los políticos sostienen que sirve más inmigración.

Los portugueses han sido llamados a las urnas para renovar los 230 bancos del parlamento, en un voto que se perfila como un reto entre el Primer Ministro, el socialista Antonio Costa y Rui Rio, líder del partido Social Democrático (PSD); un voto en un país que a diferencia de los otros países europeos, es indemne al fantasma populista.

Estas elecciones en Portugal, podrían desmentir tres lugares comunes de la política europea: el primero, que estar al gobierno por un largo periodo termina inevitablemente  desgastándose y perdiendo votos; el segundo que la izquierda atraviesa una crisis y no es más capaz de ganar y tercero, que la extrema derecha está creciendo en todo el continente.

En base a las últimas encuestas, la victoria debería ir al Partido Socialista, acreditado en las relevaciones demoscópicas  entre el 36.5% y el 38% de los sufragios, lo que daría a Costa la mayoría de los diputados. Un dato que le impondría solicitar nuevamente el apoyo a las otras fuerzas de la izquierda.

El gobierno de Costa, es la segunda vez en los últimos 20 años- logró que la legislatura se concluyera durante su período natural de 4 años, índice de gran estabilidad política en el país. Un país que gracias a las políticas fiscales, impuestos cero para los pensionados extranjeros que escogen de tomar la residencia han atraído a muchos pensionados europeos.

Mientras tanto la economía crece del 3,5%, las cuentas públicas están en orden y la desocupación ha alcanzados los mínimos niveles, los salarios han aumentado y pensionarse es más fácil.

Contrariamente a la gran parte de los líderes de izquierda europeos, los cuales por una razón u otra a menudo adoptan una retórica y acciones públicas sobre la inmigración similar a los líderes de derecha, el gobierno portugués no ha hecho casi nunca compromisos sobre este tema. Contrariamente al resto de Europa, en Portugal la campana electoral no ha sido dominada por el tema de la inmigración. Existe un amplio consenso sobre la necesidad de acoger los migrantes para hacer frente a la imperiosa demanda de trabajos calificados y no calificados, pero sobre todo, para contribuir a compensar la baja tasa de natalidad. Por este motivo Costa prometió que si será elegido abolirá el sistema de cuotas introducido por el precedente gobierno de centro-derecha. Pocas semanas atrás, el Premier Costa dijo abiertamente que Portugal tiene necesidad de más inmigrados y que no tolerarán ninguna retorica xenófoba.

El voto de hoy es importante para entender cuál camino circulará  Portugal en el futuro.  Es muy probable que después del renovado apoyo de los portugueses, Costa decidirá de seguir en la coalición, con la exclusión de la izquierda radical y con la incorporación del partido animalista que en las pasadas elecciones de mayo logró elegir un europarlamentario.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias