Últimas noticias

El resurgimiento de la naturaleza: las Naciones Unidas otorgan reconocimiento a siete iniciativas emblemáticas de restauración mundial

©Sebastian Liste/NOOR for FAO

Roma/Nairobi, 13 feb (elmundo.cr) – El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han proclamado siete iniciativas de África, América Latina, Asia sudoriental y el Mediterráneo como iniciativas emblemáticas de restauración mundial de las Naciones Unidas.

Estas iniciativas comprenden ecosistemas que se encuentran en un momento crítico de degradación absoluta como resultado de incendios, sequías, la deforestación y la contaminación y en la actualidad reúnen las condiciones exigidas para recibir apoyo técnico y financiero de las Naciones Unidas.

Los galardones de las Iniciativas emblemáticas de restauración mundial se enmarcan en el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas, que está dirigido por el PNUMA y la FAO y cuyo objetivo es evitar, detener y revertir la degradación de los ecosistemas en todos los continentes y en todos los océanos. Estos galardones hacen un seguimiento de iniciativas destacadas que apoyan compromisos mundiales para la restauración de mil millones de hectáreas, esto es, una superficie mayor que China.

El anuncio de las iniciativas ganadoras se realiza con antelación al sexto período de sesiones de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-6), el principal órgano mundial de toma de decisiones sobre cuestiones relacionadas con el medio ambiente, que se celebrará del 26 de febrero al 1 de marzo en la sede del PNUMA en Nairobi (Kenya). Se prevé que, en su conjunto, estas siete nuevas iniciativas emblemáticas restauren casi 40 millones de hectáreas —una superficie de casi 600 veces el tamaño de Nairobi— y generen en torno a 500 000 puestos de trabajo.

El Sr. QU Dongyu, director general de la FAO, formuló las declaraciones siguientes: “La FAO se complace en otorgar especial reconocimiento a estas siete dignas ganadoras, que demuestran que podemos dar el ejemplo para revertir la degradación de los ecosistemas a gran escala y, al mismo tiempo, abordar los efectos de la crisis climática y la pérdida de biodiversidad. La restauración de los ecosistemas terrestres y acuáticos constituye un paso decisivo en la transformación de los sistemas agroalimentarios mundiales para que sean más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles. La restauración de los ecosistemas supone una solución a largo plazo en la lucha por erradicar la pobreza, el hambre y la malnutrición, al encarar el crecimiento demográfico y el aumento de la necesidad de alimentos y bienes y servicios ecosistémicos”.

Los Grupos de trabajo sobre ciencias y sobre mejores prácticas del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas se encargan de seleccionar las iniciativas emblemáticas de restauración mundial como los mejores ejemplos en curso de restauración de ecosistemas a gran escala y a largo plazo y estas son aprobadas por su Junta Ejecutiva. La selección sigue un proceso de examen exhaustivo con más de 60 indicadores y criterios, que abarcan los 10 principios para la restauración del Decenio de las Naciones Unidas.

“Durante mucho tiempo, el desarrollo económico se ha venido produciendo a expensas del medio ambiente. Sin embargo, hoy en día observamos iniciativas mundiales que abren la puerta al resurgir de la naturaleza”, declaró la Sra. Inger Andersen, Directora Ejecutiva del PNUMA. “Estas iniciativas nos muestran la forma en que podemos hacer las paces con la naturaleza, situar a las comunidades locales en un lugar central de los esfuerzos de restauración y además crear nuevos puestos de trabajo. Mientras seguimos haciendo frente a la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de naturaleza y biodiversidad y la contaminación y desechos, ha llegado el momento de doblar la apuesta e impulsar iniciativas de restauración”.

LEA:  La construcción de diques recompone los medios de vida en Guinea‑Bissau

En 2022, se otorgó reconocimiento a las 10 primeras iniciativas emblemáticas de restauración mundial en el marco del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas y seguirán reconociéndose iniciativas similares cada dos años hasta 2030. Las iniciativas emblemáticas de restauración mundial de este año forman parte de una aceleración de las inversiones en naturaleza por parte de gobiernos y donantes privados, que se refleja principalmente en la aportación de 1 400 millones de USD realizada el año pasado por el Consejo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

Jason Momoa, actor y Defensor de la vida submarina del PNUMA declaró: “La conservación de la naturaleza resulta fundamental, pero ya no es suficiente. Hemos perdido una gran parte de nuestro planeta y es momento de dar un paso adelante y restablecer lo que hemos estropeado, reparar lo que hemos roto y restaurar lo que hemos destruido. Estas iniciativas de restauración son como las emocionantes respuestas a los grandes interrogantes que plantea nuestra conexión con el mundo natural, tal como ocurre en las mejores películas.

Cada una de las siete iniciativas emblemáticas de restauración mundial se anunciará en mensajes de vídeo presentados en los canales de redes sociales de las Naciones Unidas por un Embajador de buena voluntad o un Defensor de las Naciones Unidas o del PNUMA como son, entre otros, los actores Dia Mirza, Jason Momoa y Edward Norton, la chef Leyla Fathallah y la supermodelo y autora de éxitos de ventas, Gisele Bündchen.

De los incendios a los bosques: la resiliencia en el Mediterráneo

La cuenca del Mediterráneo es la segunda zona crítica para la biodiversidad más amplia del mundo, pero el 16 % de sus especies forestales está en peligro de extinción, en parte debido a períodos más prolongados de sequía derivados del cambio climático, olas de calor extremo e incendios forestales. En el último decenio, la región ha sufrido la peor temporada de incendios que se recuerda.

La Iniciativa para la restauración de los bosques mediterráneos, en la que participan el Líbano, Marruecos, Túnez y Türkiye, consiste en un novedoso enfoque para proteger y restaurar estos hábitats naturales y ecosistemas vulnerables y ha dado lugar a la restauración de aproximadamente dos millones de hectáreas de bosques en toda la región desde 2017, previéndose restaurar más de ocho millones de hectáreas de aquí a 2030.

La iniciativa está apoyada por el Comité CFFSA/CFE/CFCO sobre Cuestiones Forestales del Mediterráneo “Silva Mediterranea” de la FAO; los Gobiernos del Líbano, Marruecos, Túnez y Türkiye y la Asociación para los Bosques, el Desarrollo y la Conservación del Líbano (AFDC).

Indo vivo: restaurar una cuna de civilizaciones

El río Indo, de 3 180 km de longitud, ha actuado como núcleo efervescente de la vida social, cultural y económica de lo que hoy en día se conoce como Pakistán durante más de 5 000 años. Un 90 % de la población del Pakistán y más de tres cuartas partes de su economía residen en la cuenca del Indo, que riega más del 80 % de la tierra cultivable del país. La negligencia, la degradación medioambiental y el cambio climático han amenazado el ecosistema del río, incluidos sus abundantes peces y sus tierras fértiles.

LEA:  Los cinco mayores escándalos de “la gran corrupción” de los gobiernos de Chávez y Maduro

La iniciativa Indo vivo fue aprobada por el Parlamento pakistaní a raíz de las graves inundaciones derivadas del cambio climático que se produjeron en 2022 y se presentó oficialmente en la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 27), celebrada en Sharm El-Sheij. Su finalidad consiste en restaurar 25 millones de hectáreas de la cuenca fluvial, que abarca el 30 % de la superficie del Pakistán, para 2030 mediante la aplicación de 25 intervenciones de gran repercusión para responsables de la formulación de políticas, profesionales y la sociedad civil. La iniciativa reconoce el río Indo como una entidad viva con derechos, una medida adoptada para proteger los ríos en otros lugares como, por ejemplo, Australia, Bangladesh, Bolivia, Brasil, Canadá, Ecuador, Nueva Zelandia, Perú y Sri Lanka.

Entre los asociados en esta iniciativa figuran el Gobierno del Pakistán, la FAO y otros organismos de las Naciones Unidas.

Acción Andina: salvar una zona crítica mundial en lo que respecta a los recursos hídricos y el clima

El movimiento social Acción Andina está dirigido por ECOAN (Asociación Ecosistemas Andinos), una organización peruana de conservación sin fines de lucro. Este movimiento está ampliando un modelo de reforestación comunitaria, que en los dos últimos decenios ha demostrado ser una solución rentable de planes de resiliencia al cambio climático para restaurar y plantar 30 millones de árboles para 2030 a lo largo de una franja de vegetación que abarca casi 800 000 hectáreas en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

El objetivo último de la iniciativa es proteger y restaurar una zona forestal de un millón de hectáreas. Hay ya 25 000 personas de comunidades andinas remotas que participan en la restauración de 5 000 hectáreas y la protección de más de 11 000 hectáreas de bosques andinos. Se espera que, de aquí a 2030, estas personas se beneficien de la iniciativa de varias maneras, desde el acceso a medicinas, paneles solares y hornos de barro de combustión limpia hasta la mejora de la gestión del pastoreo, la agricultura sostenible, micronegocios y la gestión del ecoturismo de culturas Indígenas. Se trabaja asimismo para garantizar títulos de propiedad para las comunidades locales, protegiendo el bosque de futuras actividades mineras, la explotación maderera y otros factores de degradación.

Entre los asociados en esta iniciativa figuran la Asociación Ecosistemas Andinos (ECOAN) y Global Forest Generation (GFG).

Sri Lanka dejó de plantar manglares y ha empezado a cultivarlos

En Sri Lanka, los manglares son ecosistemas costeros sumamente valiosos que crecen en la zona limítrofe entre la tierra y el mar y sirven de nexo importante entre la biodiversidad marina y terrestre. Los medios de vida de las comunidades costeras en Sri Lanka dependen sumamente de los ecosistemas marinos y costeros. Sin embargo, el cambio climático y las actividades humanas están planteando amenazas a este singular ecosistema.

La Iniciativa para la regeneración de los manglares en Sri Lanka está impulsada por la ciencia y codirigida por las comunidades locales y se centra en restaurar el equilibrio natural en el ecosistema. Dado que la iniciativa se puso en marcha en 2015, las actividades ya han tenido como resultado la restauración de 500 hectáreas de manglares, que han aportado beneficios a 150 hogares. Está previsto restaurar unas 10 000 hectáreas para 2030, lo que hará que se beneficien 5 000 hogares y se creen más de 4 000 nuevos puestos de trabajo.

LEA:  La economía de latinos en EEUU es “la quinta más grande del mundo”: informe

Entre los asociados en esta iniciativa figuran el Ministerio de Medio Ambiente de Sri Lanka y los Gobiernos de Australia, los Estados Unidos de América y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Paisaje del Arco de Terai: restablecer la megafauna de Asia

Más de siete millones de personas dependen del paisaje del Arco de Terai, que abarca 5,10 millones de hectáreas y es compartido por la India y Nepal. Se trata asimismo de uno de los hábitats más importantes del mundo para los tigres, que han visto reducido su número considerablemente, junto con el de otras especies como los rinocerontes y elefantes, debido a la caza furtiva, la pérdida de hábitats, la degradación y el conflicto entre los seres humanos y las especies silvestres.

La Iniciativa del paisaje del Arco de Terai se ha centrado en restaurar los bosques de corredores vitales de este paisaje y colabora con las comunidades locales, que trabajan como científicos no profesionales, unidades comunitarias de lucha contra la caza furtiva, guardias forestales y movilizadores sociales. La restauración de 66 800 hectáreas de bosques de Nepal, así como otras medidas, ha mejorado los medios de vida de unos 500 000 hogares en este país. La iniciativa también apoyó la población de tigres en el paisaje compartido por la India y Nepal, la cual en la actualidad ha aumentado su número a 1 174 ejemplares, esto es, más del doble de su cifra más baja registrada cuando el programa se puso en marcha en 2001. Se prevé que esta evolución continúe, ya que se restaurarán casi 350 000 hectáreas para 2030.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) de Nepal es el principal asociado en esta iniciativa, que cuenta con el apoyo del Gobierno nepalés.

Reverdecer la agricultura de África

En los dos últimos decenios, la iniciativa Regreening Africa (Reverdecer África) ha empleado técnicas agroforestales probadas, adaptadas para satisfacer las necesidades de los agricultores en diversos contextos socioecológicos con el fin de restaurar más de 350 000 hectáreas en Etiopía, Ghana, Kenya, Malí, Níger, Rwanda, Senegal y Somalia. Para 2030, se prevé restaurar otros cinco millones de hectáreas.

Se espera que la iniciativa beneficie a más de 600 000 hogares. La iniciativa también está incrementando la retención de carbono, impulsando los rendimientos de cultivos y pastos, aumentando la resiliencia del suelo (evitando inundaciones) y tratándolo con nitrógeno fijado que actúa de fertilizante natural.

Entre los asociados en esta iniciativa figuran CARE Nederland, Catholic Relief Services, el Centro de Investigación Forestal Internacional – Centro Mundial de Agrosilvicultura (CIFOR-ICRAF), Oxfam, Regreening Africa, Sahel Eco y World Vision Australia.

Plantar bosques en las tierras secas de África: agricultores africanos que transforman los sistemas agroalimentarios

El programa Forest Garden (Jardines forestales), puesto en marcha en 2015, comprende múltiples proyectos de jardines forestales en Camerún, Chad, Gambia, Kenya, Malí, la República Centroafricana, Senegal, Tanzanía y Uganda. A través de técnicas agroforestales estudiadas, se sustituyen prácticas agrícolas no sostenibles y se regenera la naturaleza, mientras los agricultores reciben capacitación, suministros y equipos esenciales para la obtención de buenos resultados.

Mediante la plantación de decenas de millones de árboles al año, se pretende ampliar las 41 000 hectáreas restauradas actuales a 229 000 hectáreas para 2030 y apoyar a muchos otros gracias a la creación de 230 000 puestos de trabajo.

Entre los asociados en esta iniciativa figura Trees for the Future.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias