EL MUNDO condena sentencia de un año de prisión contra periodista cubano

» En Cuba constantemente los periodistas independientes son sometidos a decomisos de sus herramientas de trabajo, detenciones arbitrarias, allanamientos y cartas de advertencia por ejercer esta profesión.

En razón de nuestro compromiso con la libertad de prensa y expresión, EL MUNDO se solidariza con el periodista independiente cubano Roberto Quiñones Haces condenado a un año de prisión por ejercer este oficio y pide al régimen cubano su absolución.

La dictadura cubana ha recrudecido su represión contra periodistas y activistas por los derechos humanos en el último año. El pasado 11 de mayo, personas de la comunidad LGBTI fueron detenidas y golpeadas durante una manifestación pacífica realizada en La Habana.

El 22 de abril, el periodista Quiñones fue detenido durante cinco días, además reportan que habría sido golpeado por agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). El hecho ocurrió mientras este realizaba la cobertura de un juicio que el Estado cubano siguió contra el matrimonio Rigal – Exposito, procesados por la decisión de educar a sus hijos desde su hogar.

Quiñones intentó denunciar las lesiones provocadas por los policías durante su detención. Entre ellas, organizaciones de derechos humanos reportaron contusiones, escoriaciones, heridas y la perforación de su tímpano derecho. Aun así, ni el tribunal provincial ni el municipal aceptaron las denuncias. Según  información de la Fiscalía General de la República, habría sido trasladado a la Delegación del Ministerio del Interior pero Quiñones fue investigado en el mismo organismo del que forman parte sus agresores.

“No admitieron las pruebas que presenté sobre las lesiones que me provocaron con esa golpiza. Dicen que fueron lesiones autoinfligidas”, expuso Quiñones al sitio CubaNet, donde es colaborador habitual desde hace 12 años.

El periodista de 62 años informó que se rehusó a pagar una multa que habría detenido su juicio alegando que implicaba admitir la responsabilidad de la acusación.

El 7 de agosto, el Tribunal Provincial de Guantánamo, notificó a Quiñones sobre la sentencia a un año de prisión por el delito de resistencia y desobediencia, el periodista adelantó que está realizando una apelación, la cual busca que el Tribunal Provincial de Guantánamo acepte las pruebas que el Tribunal Municipal habría rechazado.

Quiñones debe permanecer en su domicilio y tiene prohibido salir de la provincia de Guantánamo o efectuar cualquier tipo de trámite migratorio.

El también abogado asumió su defensa y presentó un recurso de apelación, con pruebas que demuestran su inocencia, pero esta misma semana le negaron la vista oral de apelación, lo que significa que ya deben dictar una sentencia.

El martes la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó la detención y sentencia a un año de prisión contra Quiñones Haces y manifestó su preocupación por la persistencia de la criminalización hacia quienes ejercen el derecho a la libertad de expresión en la isla.

En el Informe Especial sobre la Situación de la Libertad de Expresión en Cuba, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión recomendó al Estado poner fin en el más breve plazo a la práctica de hostigamiento, incluyendo citaciones, detenciones de cualquier duración, y acoso a cualquier persona por causas relacionadas al ejercicio de su libertad de expresión, libertad de asociación, reunión u otros conexos.

Actualmente en Cuba es ilegal ejercer el periodismo fuera de los medios estatales y oficialistas. Constantemente los comunicadores independientes son sometidos a decomisos de sus herramientas de trabajo, detenciones arbitrarias, allanamientos y cartas de advertencia por ejercer esta profesión.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias