Desalojan pueblo minero alemán para ampliación de mina de carbón

La activista sueca Greta Thunberg (con gorra marrón coronada con un círculo blanco) y otros activistas climáticos son empujados por agentes de policía durante la manifestación de protesta contra la demolición del pueblo alemán de Lützerath. Foto: Karsten Wickern/-/dpa
La activista sueca Greta Thunberg (con gorra marrón coronada con un círculo blanco) y otros activistas climáticos son empujados por agentes de policía durante la manifestación de protesta contra la demolición del pueblo alemán de Lützerath. Foto: Karsten Wickern/-/dpa

Erkelenz (Alemania), 16 ene (dpa) – La policía completó el domingo el operativo de evacuación de Lützerath, un pueblo en el oeste de Alemania que será demolido para dar paso a la ampliación de una mina de carbón a cielo abierto.

“No hay más activistas en el pueblo de Lützerath”, anunció la Policía al día siguiente de una multitudinaria protesta de activistas climáticos en las que se produjeron enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en medio de una lluvia inclemente.

La policía detalló que la mayoría de los edificios fueron demolidos a lo largo del día. Una vez terminadas las obras de demolición, la empresa energética RWE tiene previsto excavar el carbón que yace bajo Lützerath.

Entretanto, la policía y los manifestantes se acusaron mutuamente de actuar con violencia en los disturbios del día anterior.

Al margen de la manifestación, según la policía, unos mil “perturbadores”, en su mayoría enmascarados, habían intentado entrar en la zona acordonada de Lützerath. La policía utilizó cañones de agua, porras y gas pimienta para repelerlos. Doce personas fueron detenidas.

Los organizadores de la manifestación y portavoces de los activistas de Lützerath acusaron a la policía de excesos de violencia. Una portavoz del servicio médico de los manifestantes dijo que un “alto número de dos a tres dígitos” de los participantes habían resultado heridos.

Sostuvo que entre ellos había muchos heridos graves y algunos con lesiones potencialmente mortales.

En cambio, según la policía, solo nueve activistas fueron trasladados al hospital en ambulancia. “Afortunadamente, nadie resultó herido de gravedad”, dijo la policía.

Un vídeo muestra a la activista climática sueca Greta Thunberg, a la activista alemana Luisa Neubauer y a otras personas también siendo empujadas por la policía en un campo. Thunberg volvió hoy al borde de la mina a cielo abierto y participó en una manifestación espontánea.

La joven de 20 años fue la principal oradora en la manifestación del sábado, en la que la policía estimó que participaron unas 15.000 personas, mientras que los organizadores hablaron de al menos 35.000.

“Lützerath sigue ahí, y mientras el carbón siga bajo tierra, esta lucha no ha terminado”, proclamó Thunberg entre vítores del público.

Dijo que para ella es es incomprensible que en 2023 se siga extrayendo y quemando carbón, aunque es bien sabido que el cambio climático provocado por ello en muchas partes del mundo repercutirá negativamente en el clima.

“Alemania, como uno de los mayores contaminadores del mundo, tiene una enorme responsabilidad”, advirtió Thunberg.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias