Déficit de energía en países de Latinoamérica por sequía y demoras en las operaciones

San José, 9 may (VOA) – La crisis energética es un común denominador en algunos países de América Latina, debido, por un lado, a la sequía que generó el fenómeno de El Niño, como es el caso en Costa Rica, pero también, por otro, los asuntos operacionales que están generando problemas, como en México.

Este jueves, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) anunció un plan de racionamiento de energía eléctrica, debido al bajo nivel de agua en los embalses de plantas hidroeléctricas del país, no visto desde 2007.

A la fuerte disminución de las lluvias en las cuencas donde están las hidroeléctricas, que aportan el 70 % de energía generada en la nación centroamericana, se sumó la inestabilidad de las corrientes de viento, que perjudicó a la producción de energía con fuentes eólicas, según las autoridades.

“La situación ahora, con la información que tenemos de los embalses, es crítica”, afirmó en rueda de prensa Roberto Quirós, gerente de electricidad del ICE. “Este Niño ha sido el más complicado en la historia de Costa Rica”, agregó.

El directivo también lamentó retrasos en la entrega de energía térmica contratada a empresas privadas para alimentar este año un sistema eléctrico que se nutre en un 95 % de fuentes renovables y que es de propiedad mayoritariamente pública.

El directivo detalló que los racionamientos empezarán el lunes, con base en programaciones que cada día actualizarán las firmas proveedoras por barrios y regiones. Los cortes serán de hasta tres horas pero no afectarán hospitales, industrias ni a clientes de alta tensión.

El presidente Rodrigo Chaves dijo el miércoles que reza cada día para que empiece la época lluviosa, que usualmente llega a finales de abril. Además, reveló que el gobierno negocia con países vecinos la compra de energía, en medio de una escasez generalizada en Centroamérica, México, Colombia y Ecuador.

Precisamente, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este jueves que México enfrenta un déficit de generación de energía debido a la demora en la entrada de operaciones de algunas centrales de ciclo combinado.

En los últimos dos días se han registrado apagones en varios estados, que coincidieron con incrementos en la demanda de energía sobre los 1.000 megavatios por un aumento de las temperaturas en algunas regiones, reconoció el mandatario en su conferencia matutina.

López Obrador aseguró que las autoridades ya están trabajando para resolver la situación y regularizar el servicio. “Es un asunto transitorio, ya lo estamos atendiendo”, agregó.

Durante la noche del miércoles se reportaron apagones en cuatro de los 32 estados del país, mientras que el martes se registraron cortes en algunas zonas de la capital mexicana y en al menos ocho estados.

Desde un primer momento el mandatario desestimó los apagones y expresó el miércoles que en México “tenemos capacidad de generación de energía”.

Para atender las fallas en el servicio eléctrico López Obrador dijo que el gobierno buscaría ponerse de acuerdo con las empresas privadas, que generan la mitad de la electricidad del país, “para que se tengan las plantas (de generación) en buen estado”.

El gubernamental Centro Nacional de Control de Energía dijo en un comunicado que la tarde del martes se registró una demanda máxima de 49.887 megavatios que bajó poco después, pero que pasadas las 7 de la noche se incrementó nuevamente lo que obligó a declarar el estado operativo de emergencia e iniciar la interrupción rotativa del suministro de energía eléctrica para mantener la seguridad y confiabilidad del resto del sistema.

En los últimos días, México ha batido varios récords de altas temperaturas que se prevé que seguirán subiendo. La Ciudad de México, donde vive aproximadamente una sexta parte de la población, alcanzó el martes una temperatura máxima de 33,4 grados centígrados.

Las fallas en la generación de energía eléctrica también han sido atribuidas a una menor producción de las presas hidroeléctricas por la sequía que golpea algunas regiones y las nubes que han limitado la actividad de las plantas de energía eólica.

Los apagones han dejado al descubierto la fragilidad de las políticas energéticas de la administración de López Obrador, que ha dado prioridad a la estatal Comisión Federal de Electricidad y limitado las oportunidades de los privados para generar energía.

Por otro lado, Ecuador anunció el domingo la suspensión de los racionamientos de energía eléctrica durante los próximos siete días, aunque continúa un estado de excepción en el país por calamidad pública debido al déficit de generación.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias