Cuba culpa a EE.UU. por la inestabilidad en la entrega de los alimentos subvencionados

Fotografía de archivo que muestra a Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba. EFE/ACN/ Ariel Ley Royero

La Habana, 4 abr (EFE).- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, culpó este jueves al “recrudecimiento” del embargo económico de Estados Unidos por la “difícil situación” en la entrega de los productos subvencionados a través de la cartilla de racionamiento.

El mandatario dedicó la segunda emisión del programa ‘Desde la Presidencia’ -transmitido en Youtube- a las “dificultades” para adquirir desde el extranjero los productos que se distribuyen en la conocida como libreta de abastecimiento, vigente desde hace más de 60 años en la isla.

Según Díaz-Canel, el Gobierno insular gasta unos 230 millones de dólares mensuales para garantizar los productos -arroz. café, azúcar, granos, entre otros- y distribuirlos en las más de 12.000 bodegas (comercios locales estatales ubicados en los barrios).

“Es una tarea titánica que hace el país”, comentó Díaz-Canel, acompañado por la titular de Comercio Interior, Betsy Díaz, y el viceministro primero de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Oscar Pérez-Oliva Fraga.

Díaz-Canel reconoció que la opinión de las personas sobre la cartilla es “muy crítico y muy negativo”, sobre todo por los atrasos en las entregas y la disminución en las cantidades.

En los últimos 20 años, las raciones que más han disminuido han sido el café y el azúcar, ambos de producción nacional, según un estudio realizado recientemente por EFE.

Al respecto, Díaz afirmó que “los últimos dos años han sido muy complejos para la distribución” por “la falta de financiamiento para pagar los fletes con las cargas y a la falta de combustible para distribuir los productos una vez están en puerto cubano”.

Al respecto, el viceministro primero de Comercio Exterior comentó que “la inclusión de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo -elaborada por el Departamento de Estado de EE.UU.- ha sido un golpe fuerte a las finanzas” del país.

Cuba está sumida desde hace cuatro años en una severa crisis, que se traduce en la escasez de productos básicos, frecuentes apagones y una fuerte inflación, por conjunción de la pandemia, el endurecimiento de las sanciones estadounidenses y los errores en la política económica nacional.

El país caribeño gasta 2.000 millones de dólares anuales en la importación de alimentos.

Recientemente Cuba solicitó por primera vez de manera formal al Programa Mundial de Alimentos de la ONU leche en polvo para poder seguir subvencionando este producto a los menores de siete años, según reveló EFE.

Las autoridades cubanas han asumido en las últimas semanas problemas para producir el pan subvencionado de la canasta básica por falta de harina importada.

La escasez de comida fue uno de los detonantes de las masivas protestas antigubernamentales del pasado 11 de julio de 2021, las mayores en décadas, y de las más recientes del 17 de marzo de este año en varias ciudades del país. EFE

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias