Crece presión sobre Scholz para suministrar carros de combate a Ucrania

ARCHIVO - Un carro de combate Leopard 2 durante una maniobra en Ostenholz, en el norte de Alemania. Foto: Moritz Frankenberg/dpa
ARCHIVO – Un carro de combate Leopard 2 durante una maniobra en Ostenholz, en el norte de Alemania. Foto: Moritz Frankenberg/dpa

Berlín, 13 ene (dpa) – La presión sobre Alemania para que entregue carros de combate Leopard 2 a Ucrania aumentó hoy desde la oposición conservadora y también desde el Partido Liberal, que forma parte de la coalición junto con Los Verdes y los socialdemócratas del canciller Olaf Scholz.

Por su parte, Scholz criticó las que consideró “declaraciones agitadas” en el debate sobre la entrega de carros de combate de fabricación germana a Ucrania y pidió más sensatez.

La “necesidad de decir algo cada diez minutos” no debe llevar a que las decisiones “relacionadas con la guerra y la paz” sean simplemente “tomadas a la ligera”, comentó Scholz en Berlín en una rueda de prensa conjunta con el nuevo primer ministro iraquí, Mohammed Shia al-Sudani.

Scholz agregó que Alemania actuará siempre “estrechamente coordinada con nuestros amigos y aliados” en cuestiones de mayor apoyo a Ucrania y destacó que también se trata de la seguridad de Alemania y de Europa.

En cuanto al debate sobre la posible entrega de carros de combate Leopard 2, Scholz subrayó que la mayoría de los ciudadanos apoya la actitud sensata del Gobierno germano, que prepara cuidadosamente las decisiones, a pesar de los “ruidosos comentarios” que surgen en Berlín.

Anteriormente, Johann Wadephul, jefe adjunto del grupo parlamentario opositor CDU/CSU, señaló que prácticamente solo el canciller Scholz se interpone ahora en el camino. “Todo el mundo lo quiere. Finlandia quiere entregar, España lleva tiempo queriendo hacerlo, Polonia ha pasado ahora a la ofensiva y el canciller testarudo se interpone en el camino”, declaró Wadephul en un programa de la cadena de televisión RTL/ntv.

Por su parte, el ministro de Justicia, el liberal Marco Buschmann, también se mostró abierto a la entrega de carros de combate. “Mi opinión personal es clara y es: esto no debe ser un tabú”, declaró al periódico “Augsburger Allgemeine” (edición del sábado).

“Si de estas continuas agresiones el señor Putin aprende la lección de que al final puede seguir aplicando estas tácticas, entonces seguirá haciéndolo”, advirtió Buschmann.

El ministro no tiene reparos legales respecto a entregar armamento pesado al país invadido por Rusia. “Ucrania tiene razón porque libra una guerra de autodefensa”, apuntó Buschmann, agregando que, según el derecho internacional, Alemania está autorizada a suministrar armas a Ucrania con este fin.

“No nos convertiremos por ello en parte de la guerra. No importa la calidad de las armas”, sostuvo Bushman.

Ucrania lleva meses buscando más armamento pesado.

A su vez, la presidenta de la Comisión de Defensa del Parlamento, la liberal Marie-Agnes Strack-Zimmermann, también aumentó la presión sobre Scholz y el Gobierno en el debate sobre posibles entregas de carros de combate a Ucrania.

Strack-Zimmermann comentó a medios del grupo editorial Funke que Alemania debe conceder finalmente la licencia de exportación para la entrega del carro de combate de fabricación alemana Leopard 2. “En vista del drama de Ucrania, el canciller debería saltar por encima de su sombra”, exigió.

La presión sobre Scholz es mayor desde que Polonia declarara el miércoles que está dispuesta, junto con sus socios de la alianza militar OTAN, a suministrar a Ucrania carros de combate Leopard 2 para una compañía.

El jueves, Finlandia se mostró prudentemente dispuesta a hacer una entrega. Alemania desempeña un papel clave en el debate porque los tanques se desarrollaron en Alemania. Por regla general, la transferencia de armamento de producción alemana a terceros debe ser aprobada.

Según su propia información, el Gobierno de Scholz no ha recibido ninguna solicitud de transferencia de carros de combate, una semana antes de las nuevas conversaciones sobre ayuda militar a Ucrania a celebrarse en Ramstein, en el sudoeste de Alemania.

“No hay ninguna pregunta a la que tengamos que decir que no, pero lo que decimos en este momento es que estamos en un intercambio constante sobre qué es lo correcto en este momento y cómo apoyamos a Ucrania”, declaró la portavoz adjunta del Gobierno, Christiane Hoffmann.

Agregó que existe un intercambio muy estrecho sobre todo con Estados Unidos, con Francia, con Reino Unido, pero también con Polonia y con España. Preguntada por lo que supondría una transferencia de los tanques de fabricación alemana sin el consentimiento de Alemania, Hoffmann explicó que eso sería “ilegal”.

El vicecanciller Robert Habeck, refiriéndose a la entrega de los tanques por parte de Polonia, señaló que Berlín no debe interponerse si otros países toman decisiones de apoyo a Kiev, independientemente de lo que decida Alemania.

Hasta ahora, Berlín ha prometido a Ucrania los vehículos de combate de infantería Marder, menos potentes, junto con otras armas y sistemas de defensa antiaérea.

La próxima semana, los ministros de Defensa de los aliados occidentales se reunirán en la base aérea de Ramstein para debatir nuevas entregas de armas a Kiev.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias