Colombia: continúan los disturbios mientras Duque abre puerta al diálogo

Bogotá, 5 may (VOA) – Fuertes enfrentamientos entre policía y manifestantes, que dejan al menos 24 personas muertas, bloqueos en vías, destrucción en infraestructura publica y privada, desabastecimiento de alimentos y combustibles en varias ciudades, es el saldo de siete días de protestas en Colombia.

Ni el retiro de la reforma fiscal, ni la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, apaciguaron las manifestaciones, que la policía ha reprimido, incluso con excesos y abusos, como han denunciado defensores de derechos humanos y organismos internacionales.

Sectores alternativos como la Coalición de la Esperanza, representado por el exnegociador de paz, Humberto de la Calle, insistieron en que la salida al baño de sangre es un diálogo directo del gobierno con los promotores del paro.

“Hay que controlar la situación y abrir un diálogo con muchos sectores, comenzando por quienes han promovido el paro. Es un momento de reflexión, y por lo tanto lo importante es pensar en Colombia, esto no es un tema electoral, eso no está de por medio, ni es un tema político”, manifestó el exnegociador del acuerdo de paz con las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los pedidos de negociación, que llegaron desde diferentes sectores, fueron respondidos por el presidente Duque, quién al rechazar los actos vandálicos que se han presentado en las protestas, aseguró que continuara combatiendo, con todas las herramientas que le da la Constitución, a los violentos, pero anunció la apertura de un diálogo nacional con la ciudadanía.

“Quiero anunciar que instalaremos un espacio para escuchar a la ciudadanía y construir soluciones, orientado a estos propósitos, e los cuales no deben mediar diferencias ideológicas sino nuestro más profundo patriotismo”, manifestó Duque.

Sin embargo, el anunció no detuvo la convocatoria de una nueva jornada de movilización nacional que fue citada para hoy por las centrales obreras y el Comité Nacional del Paro.

Abusos de la Fuerza Pública

Organizaciones defensoras de derechos humanos denuncian que en medio de las manifestaciones se han presentado más de 135 desaparecidos y al menos mil detenciones arbitrarias, mientras que 24 personas han muerto, varias de ellas producto de acciones del Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD y uniformados de la policía, en medio de las confrontaciones.

En Cali, en el sur occidente del país, se han presentado los mayores disturbios, e incluso una comisión de la Defensoría del Pueblo, organizaciones Defensoras de Derechos Humanos y delegados de la ONU fue atacada por la policía, lo que motivó un fuerte pronunciamiento de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU.

Martha Hurtado, Portavoz de la ONU en Colombia, pidió al gobierno garantizar la vida y el derecho a la protesta.

“Dada la situación extremadamente tensa, con soldados y policías desplegados para vigilar la protesta, hacemos un llamamiento a la calma. Recomendamos a las autoridades del Estado su responsabilidad de proteger los derechos humanos, incluido el derecho a la vida y la seguridad personal, y de facilitar el ejercicio del derecho a la libertad de reunión pacífica”, afirmó.

Marchas infiltradas

Entre tanto, la derecha radical representada en el partido de gobierno, el Centro Democrático, sindica a grupos extremistas de izquierda de estar detrás de los actos vandálicos. La senadora de este movimiento político, Paloma Valencia, aseguró que estas organizaciones, financiadas por el narcotráfico han infiltrado las marchas pacíficas en un intento por sembrar el caos y desestabilizar al país en busca de créditos políticos.

Aquí lo que hay es un plan criminal, orquestado con dineros del narcotráfico, que ha infiltrado la protesta que debió haber sido pacífica y a la que tienen derecho muchos colombianos y jóvenes a expresar su descontento con lo que quieren, pero aquí lo que hay es una organización de izquierda radical tratando de poner en peligro no solamente la vida, sino la seguridad de millones de colombianos”.

En medio de la polarización que vive el país, el expresidente y premio Nobel de Paz, Juan Manuel Santos, se puso a disposición del presidente Iván Duque en busca de diálogo y entendimiento para superar la difícil situación. A través de su cuenta de Twitter santos Publicó:

“Presidente @IvanDuque, estoy a disposición suya y de los colombianos para salir de esta crisis. El país necesita diálogo, entendimiento. Duele esta situación. No más violencia, no más sangre. Nunca olvidar que la paz es el camino”.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias