Canciller alemán Scholz, a Lula en Brasil: “Se los ha echado de menos”

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva (drcha.) recibe al canciller alemán, Olaf Scholz. Foto: Kay Nietfeld/dpa
El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva (drcha.) recibe al canciller alemán, Olaf Scholz. Foto: Kay Nietfeld/dpa

Brasilia/Río de Janeiro, 31 ene (dpa) – El canciller alemán, Olaf Scholz, mostró su sintonía con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, durante una visita a Brasilia el lunes, y dijo que espera con interés un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales.

“Todos estamos entusiasmados de que Brasil esté de vuelta en el escenario mundial. Se los ha echado de menos, querido Lula”, señaló el jefe del Gobierno alemán. Lula abrazó espontáneamente a Scholz tras estas palabras durante la rueda de prensa conjunta.

El canciller alemán anunció la reanudación en unos meses de las consultas gubernamentales germano-brasileñas, celebradas por primera vez en 2015, después de que fueran suspendidas durante el mandato del derechista Jair Bolsonaro.

Scholz también aseguró a Lula su apoyo ante el asalto de edificios gubernamentales en Brasilia el pasado 8 de enero por miles de partidarios de Bolsonaro que se negaron a aceptar su derrota electoral.

“Los demócratas deben permanecer unidos”, sostuvo el canciller alemán, añadiendo que los disturbios fueron “un recordatorio” de que se debe “hacer todo lo posible para defender la democracia”.

Sin embargo, los mandatarios discreparon sobre la guerra en Ucrania. Lula abogó por negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania y rechazó de forma tajante la petición de Alemania de suministrar munición para el tanque antiaéreo Gepard.

“Brasil es un país de paz. Y por eso Brasil no quiere participar en esta guerra, ni siquiera indirectamente”, subrayó Lula. En vez de ello, es necesario formar “un grupo de países lo suficientemente fuertes y respetados como para sentarse a la mesa de negociaciones con ellos”, añadió, y nombró a Brasil y China como posibles mediadores.

Scholz, que llegó a Brasilia tras visitar también Argentina y Chile, es el primer jefe de Gobierno que se reúne con Lula tras su toma de posesión a principios de año.

Lula prometió luchar contra el cambio climático y quiere frenar la deforestación de la selva amazónica. Scholz le prometió apoyo y aludió a una nueva alianza contra el cambio climático.

El Ministerio alemán de Desarrollo anunció por su parte que quiere proporcionar unos 200 millones de euros (217 millones de dólares) a Brasil para la protección de la selva amazónica, ahora que se ha instaurado un gobierno más favorable al medio ambiente.

La reunión entre Scholz y Lula también pretendía dar un nuevo impulso al estancado acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y la confederación sudamericana Mercosur.

Lula indicó que aspira a un rápido acuerdo sobre una zona de libre comercio, que sería la mayor del mundo, con un mercado de más de 700 millones de personas, y que abarcaría casi el 20 por ciento de la economía mundial y el 31 por ciento de las mercancías globales.

“Trabajaremos muy duro con Argentina para finalizar este acuerdo antes de que termine el primer semestre”, afirmó durante la rueda de prensa.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias