AUKUS: el pacto de seguridad del Indopacífico para contrarrestar a China

California, 13 mar (elmundo.cr) – Estados Unidos, Australia y Reino Unido han anunciado este lunes un acuerdo militar e industrial que incluye la venta de entre tres y cinco submarinos nucleares estadounidenses a Canberra y un programa para la construcción de un nuevo tipo de submarino para las armadas británica y australiana con tecnología norteamericana, con el objetivo de contrarrestar las ambiciones del régimen de China en el Indo-Pacífico.

Los mandatarios de esos países, Joe Biden, Rishi Sunak y Anthony Albanese, presentaron detalles del plan en la base naval estadounidense de San Diego, en California

El presidente estadounidense, Joe Biden, se ha reunido en San Diego, California, con el primer ministro británico, Rishi Sunak, y el ‘premier’ australiano, Anthony Albanese, para anunciar este histórico acuerdo que incluye patrullas conjuntas de submarinos en el Pacífico.

“Quiero dejar claro a todo el mundo desde el principio que estos submarinos no tienen armamento nuclear, sino que tienen un motor nuclear. Australia es un estado que está orgulloso de no tener armas nucleares y quiere seguir así”, agregó Biden.

Estas son las claves sobre el desarrollo de estos submarinos que convierten a Australia en la séptima nación del mundo con sumergibles nucleares con una inversión prevista de al menos 100.000 millones de dólares australianos (66.369 millones de dólares estadounidenses o 62.234 millones de euros).

Según el acuerdo, Australia comprará tres submarinos estadounidenses de propulsión nuclear de la clase Virginia a principios de la década de 2030, con la opción de adquirir dos más si fuera necesario, indicó a la prensa el asesor de seguridad nacional estadounidense Jake Sullivan, de camino a San Diego.

El proyecto culminará con la producción y operación británica y australiana de una nueva clase de submarinos -SSN-AUKUS- construidos en Gran Bretaña y Australia según un diseño británico, usando tecnología de la clase Virginia, dijo otro funcionario estadounidense de alto rango.

“Los primeros submarinos británicos construidos con este diseño se entregarán a finales de la década de 2030 (…) y los primeros submarinos australianos les seguirán a principios de la década de 2040″, indicó un comunicado británico.

El ministro de Defensa de Australia, Richard Marles, dijo la semana pasada ante el Parlamento de Camberra que los submarinos, cuyas misiones dependerán de los intereses australianos, tienen el potencial de operar en una guerra, aunque su “verdadera intención” es mantener la paz y la estabilidad en esta región en donde se mira con temor la creciente influencia de China.

Estos submarinos -que operarán con tripulación australiana, británica y estadounidense- representan para China “un grave riesgo de proliferación nuclear”, según recalcó la semana pasada una portavoz del Ministerio de Exteriores del gigante asiático, que instó a los miembros del AUKUS a abandonar su “mentalidad de la Guerra Fría”.

Los nuevos submarinos permitirán a Australia entrar, a partir de la próxima década, en el club de las naciones con sumergibles de propulsión nuclear, que integran Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia e India.

En su momento, el anuncio generó una crisis diplomática entre Australia y Francia porque implicó la cancelación de un contrato con la empresa naviera francesa Naval para el desarrollo de sumergibles convencionales para Canberra.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...