Alemania, infiltraciones nazis en las fuerzas especiales

Berlín, 6 jul (elmundo.cr) – Las fuerzas especiales alemanas, Kommando Spezialkräfte (KSK), se han convertido en una pesadilla para la Bundeswehr, (Las Fuerzas Armadas Unificadas) por las infiltraciones que han realizado neonazis en sus rangos, a tal propósito la ministra de defensa Annegret Kramp-Karrenbauer decidió disolver parcialmente el cuerpo y suspender sus actividades hasta octubre, asimismo prometió una reforma radical de los cuerpos especiales del ejército.

El gobierno alemán conformó una comisión ministerial para esclarecer la presencia de partidarios de la derecha radical entre las filas de las fuerzas especiales del ejército alemán (KSK). La decisión anunciada por la ministra se produjo luego del descubrimiento que municiones y  explosivos habían desaparecido del arsenal de este cuerpo de élite, pero también datos sobre el aumento en el número de soldados sospechosos de pertenecer a grupos neonazis.

La ministra anunció  un plan para poner fin a las penetraciones del extremismo de derecha dentro del KSK. En primera instancia se disuelve la segunda Compañía de Fuerzas de Comando, que cuenta con unos 70 soldados y estuvo al centro de las investigaciones por parte del Servicio de Inteligencia Militar (MAD, en sus siglas en alemán). Las pesquisas comenzaron después de una fiesta de despedida de un comandante de la unidad en abril de 2017 inspirada en cantos y saludos nazistas.

Otra medida inmediata es que todos los miembros del cuerpo deberán regresar de maniobras y misiones en el extranjero. La cooperación internacional será interrumpida. “Si los miembros de KSK no escucharon esa primera salva de aviso, entonces abordaremos una reorganización más amplia”, afirmó la ministra Kramp-Karrenbauer, que no descarta la posibilidad de la disolución total del cuerpo de élite.

“Realmente tenemos que debatir a fondo, en principio y en general, sobre el tema del extremismo de derecha en las Fuerzas Armadas alemanas”, con estas palabras el nuevo Comisionado Parlamentario para las Fuerzas Armadas confirmó  que la presencia de algunos grupos al interno  del ejército alemán se está fortaleciendo. “Se debe trabajar para cambiar las estructuras de tal manera que estas actitudes no se propaguen”, dijo.

Según un informe del Ministerio de Defensa a la Bundestag (Parlamento Federal Alemán) en el último período 11 militares del departamento fueron despedidos, arrestados o sometidos a procedimientos disciplinarios porque reconocidos simpatizantes de la derecha radical, otros 20 casos están bajo investigación. Según el informe del servicio de contrainteligencia militar presentado el 5 de mayo, entre 2018 y 2019, los soldados sospechosos de pertenecer a grupos neonazis aumentaron de 270 a 363.

El KSK se fundó en 1996 bajo el modelo del Special Air Service (SAS) británico, la unidad de operaciones secretas está formada por unos 1.400 soldados, entre miembros de operaciones y apoyo logístico. Entre sus misiones figuran repatriar a los alemanes de zonas de guerra o en crisis, trabajos de inteligencia o entrenar a fuerzas aliadas. Los extremistas de derecha han sido hasta ahora más difíciles de detectar en el KSK que en otras unidades porque es una especie de ejército secreto, representan una anomalía para Alemania y su democracia.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias