Alemania examina disponibilidad de carros de combate para Ucrania

Boris Pistorius, ministro alemán de Defensa, hace declaraciones a la prensa en la base estadounidense de Ramstein, en el oeste de Alemania, tras la conferencia del Grupo de Contacto para Ucrania. Foto: Hannes P. Albert/dpa
Boris Pistorius, ministro alemán de Defensa, hace declaraciones a la prensa en la base estadounidense de Ramstein, en el oeste de Alemania, tras la conferencia del Grupo de Contacto para Ucrania. Foto: Hannes P. Albert/dpa

Ramstein (Alemania), 20 ene (dpa) – El Gobierno alemán anunció hoy que evaluará la disponibilidad de carros de combate Leopard 2, pedidos por Ucrania, según declaró el nuevo ministro de Defensa, Boris Pistorius, al margen de la conferencia para Ucrania celebrada en la base estadounidense de Ramstein, en el oeste de Alemania.

A pesar de la considerable presión ejercida por Ucrania y Estados de la alianza estratégica militar OTAN, el Gobierno del canciller Olaf Scholz aún no ha tomado una decisión sobre la entrega de los Leopard 2 al país atacado por Rusia.

Pistorius añadió que ha dado la orden de comprobar la disponibilidad y el número de estos tanques. “Nos estamos preparando para el peor de los casos”, agregó, comentando que la decisión sobre la entrega se tomará “lo antes posible”, ya que, si se concreta, debería suceder de manera rápida.

Ucrania solicitó oficialmente por primera vez al Gobierno alemán la entrega de carros de combate el 3 de marzo de 2022 -poco más de una semana después del ataque ruso- y desde entonces lo había hecho en repetidas ocasiones.

La presión de los aliados europeos para suministrar los tanques también aumentó masivamente en los últimos tiempos.

Por eso se esperaban con impaciencia las nuevas conversaciones de ministros de Defensa y altos representantes militares de numerosos países en Ramstein, que acudieron invitados por el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, en el marco del Grupo de Contacto para Ucrania.

Alemania desempeña un papel clave en la cuestión, ya que allí se fabrican los tanques Leopard y cualquier transferencia a Ucrania por parte de otros países también tendría que ser aprobada por el Gobierno germano. Pistorius declaró que dicha aprobación aún no se ha concedido.

Al mismo tiempo, el nuevo ministro de Defensa intentó contrarrestar la impresión de que Alemania está bloqueando la cuestión de los carros de combate.

“La impresión que se ha creado en ocasiones de que existe una coalición cerrada y que Alemania se interpone en el camino es errónea”, afirmó Pistorius, explicando que hay buenas razones a favor de la entrega y otras en contra.

Agregó que los argumentos a favor y en contra deben sopesarse cuidadosamente y que esta valoración es compartida por muchos aliados. “Pero, por supuesto, también están los otros”, aclaró. Polonia y Finlandia, por ejemplo, ya han anunciado su intención de entregar tanques Leopard 2 en el marco de una alianza europea.

“Alemania no cejará en su apoyo a Ucrania”, subrayó Pistorius, afirmando que, en estos momentos, el refuerzo de la defensa aérea de Ucrania es la máxima prioridad.

El ministro alemán mencionó como ejemplo las entregas previstas a Ucrania de una unidad del sistema de defensa antiaérea Patriot, siete tanques Gepard más para defensa antiaérea y otro sistema de defensa antiaérea Iris-T SLM con misiles guiados adicionales.

Pistorius señaló que esta contribución de mil millones de euros (1.080 millones de dólares) eleva el importe total de la ayuda militar alemana desde el comienzo de la guerra a 3.300 millones de euros.

Por su parte, Austin pidió en Ramstein a sus aliados que presten aún más apoyo a la lucha defensiva ucraniana contra los agresores rusos. “Este es un momento decisivo”, declaró al inicio de la conferencia el secretario de Defensa estadounidense.

Advirtió de que las fuerzas rusas se están reagrupando, reclutando más soldados y tratando de rearmarse. Austin no abordó el debate sobre la entrega de carros de combate de diseño occidental.

Estados Unidos había anunciado el jueves por la noche más apoyo militar por valor de 2.500 millones de dólares.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, también instó a apresurar la entrega de armas. El tiempo es crítico, señaló en Ramstein a través de una conexión por videoconferencia. Añadió que Rusia está reuniendo sus fuerzas, sus últimas fuerzas. “Tenemos que ser más rápidos”, insistió, alegando que el terror ruso no permite largas discusiones.

“El Kremlin tiene que perder”, recalcó Zelenski.

La víspera de las conversaciones, el presidente ucraniano ya había hecho un llamamiento urgente al Gobierno alemán para que apoyara por fin con los modernos carros de combate Leopard a su país, atacado por Rusia hace casi once meses.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias