¿A qué escenarios se enfrenta España tras las elecciones generales?

Washington, 25 jul (VOA) – Las predicciones no se cumplieron. A pesar de que varios sondeos perfilaban que el conservador Partido Popular (PP) sería el más votado y estaría en condiciones de obtener la mayoría absoluta pactando con la agrupación ultraderechista VOX, la suma de los escaños de ambos partidos no es suficiente para que la derecha llegue a gobernar.

El Partido Popular logró 136 escaños, una cifra que no “alcanzó las expectativas”, según reconoció el candidato de la agrupación azul, Alberto Núñez Feijóo, quien también reiteró que trabajará para ser investido y evitar “un bloqueo o repetición electoral”. En las pasadas elecciones municipales del 28 de mayo, el PP se erigió como el principal vencedor, por lo que el hecho de no conseguir la mayoría absoluta en los comicios generales sorprendió a muchos.

“Ellos estaban bastante confiados de que con la ayuda de la ultraderecha de VOX podrían tener suficientes diputados para gobernar”, dice a la Voz de América sobre el PP el politólogo y periodista Ricard González i Samaranch, desde Sant Adrià del Besòs, España. “Al final se quedaron cortos y el Partido Socialista resistió mejor de lo esperado” añade.

El Partido Socialista, liderado por el actual presidente, Pedro Sánchez, quedó en segundo lugar. Obtuvo 122 escaños, una cifra mayor en comparación con las elecciones de 2019, cuando la formación consiguió 120. Los socialistas y sus socios de izquierda celebraron el resultado como una victoria.

“Gracias a toda España, porque hemos demostrado al mundo que somos una democracia fuerte, una democracia limpia, una gran democracia” dijo Sánchez.

Con 33 escaños, el partido VOX, de ultraderecha, se convirtió en la tercera fuerza más votada. Sin embargo, perdió apoyo entre los electores en comparación con los pasados comicios, cuando consiguió 52 escaños. González i Samaranch atribuye el batacazo electoral de la formación de extrema derecha a los pactos a los que llegaron los integrantes de ese partido y el PP tras las elecciones autonómicas y municipales.

“Han asustado a mucha gente” señala el experto, que también subraya que la formación de ultraderecha “despierta mucho rechazo entre la gran mayoría de la población”, algo que “ha activado a un votante que hace unos meses estaba aletargado”.

Una opinión similar tiene Carlota García Encina, analista sénior asociada al Centro Internacional de Estudios y (CSIS), con sede en Washington

“A los españoles no les gustan los extremos” señala la experta, quien también subraya que la mayoría de electores se decantaron por el PP o el PSOE, lo que representa “una vuelta al bipartidismo”.

Un encaje complejo

Los analistas coinciden en que el país se enfrenta a una dura etapa de negociaciones. El PP deberá pactar con VOX y con partidos periféricos si quiere llegar al Palacio de la Moncloa. Feijóo señaló que ya inició los primeros contactos con posibles socios de gobierno.

Para González i Samaranch, en estos momentos el candidato del Partido Popular “no tiene ninguna opción de ser presidente”:

“Mezclar en una misma coalición o alianza a VOX con los partidos nacionalistas o regionalistas periféricos es como mezclar agua o aceite, es imposible, es una ecuación imposible”

García Encinas también resalta que Feijóo no tiene “ninguna posibilidad” de llegar a la Moncloa:

“VOX es una línea roja para otros partidos”

El PSOE también deberá formar una coalición si quiere seguir gobernando. No solamente necesitaría el apoyo de la coalición Sumar, formada por partidos como Podemos; Izquierda Unida o Compromís, sino que también debería agrupar a formaciones autonómicas de carácter nacionalista.

La candidata del partido separatista Junts per Catalunya, Míriam Nogueras, señaló que no daría la llave de la gobernabilidad a Sánchez “a cambio de nada”. Sus condiciones son un referéndum de autodeterminación para Cataluña y la amnistía para los encausados por el referéndum de autodeterminación del 2017 o por las posteriores protestas.

“Nuestra prioridad es Cataluña, no la gobernabilidad del Estado español” dijo su Nogueras tras conocerse los resultados electorales.

Por su parte, el PSOE reiteró que no aceptará peticiones que estén fuera del “marco constitucional”

“Depende de Sánchez, pero yo creo que ceder ante un referéndum, que sería un referéndum ilegal porque dentro de la Constitución no está, es algo bastante arriesgado. Quizás Sánchez en sus cuentas políticas le interesa volver a repetir unas elecciones” dice a la VOA García Encinas, que también señala que el actual presidente “ha salido fortalecido y se ve, a lo mejor, incluso en mejor situación para ganar más apoyo en unas nuevas elecciones”.

González i Samaranch explica que, aunque quedan “semanas de negociaciones intensas”, lo más probable es que haya una repetición electoral.

El próximo jueves 17 de agosto está previsto que se constituya el Congreso y el Senado con los nuevos integrantes. Tras la constitución del Congreso, se formarán los grupos parlamentarios y el presidente de la Cámara Baja informará al Rey Felipe VI. El monarca, considerado Jefe de Estado, propondrá un candidato para que sea investido como presidente. El candidato seleccionado por el Rey se presentará a una sesión de investidura en el Congreso, donde deberá obtener la mayoría de votos de la Cámara (176) para ser investido como el nuevo mandatario.

Si no obtiene la mayoría suficiente, 48 horas después de la primera sesión podría darse una segunda votación en la que sólo se necesitaría alcanzar la mayoría simple. En un tercer escenario, si el candidato no obtiene los votos necesarios del Congreso tras dos meses después de la primera investidura, se disolverían las Cortes y se celebrarían elecciones nuevamente.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias

Te puede interesar...