“Tipo de cambio” es el principal factor negativo que afecta al sector industrial, señala CICR

San José, 13 jun (elmundo.cr) – La Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) dio a conocer nuevos resultados de la encuesta anual “Perspectivas empresariales y valoración de factores de competitividad del sector industrial, 2023”.

El estudio se realiza desde el 2010 y en esta oportunidad los resultados que se presentan están referidos a los factores externos que afectan negativamente la capacidad de las empresas manufactureras para competir en los mercados.

La encuesta en este 2023 recibió un total de 120 respuestas de empresas manufactureras, dando una muestra representativa del sector con un 95% de nivel de confianza y un 3,1% de error de muestreo.

Por primera vez desde que se realiza el estudio el “Tipo de cambio” se posicionó como el factor externo negativo señalado por un mayor número de empresas encuestadas con un 80.8%, aumentando 20,5 puntos porcentuales en relación con el resultado del 2022. Le siguen en mención las “Cargas sociales” (65,8%), el “Costo de las materias primas e insumos” (65,0%), los “Impuestos” (57,5%) y los “Trámites y permisos” (55,0%).

Al considerar el orden de importancia que los encuestados les dan a los tres factores que más están afectando la competitividad de las empresas, de nuevo el “Tipo de cambio” se ubica en el primer lugar y, en segundo lugar, aparece el “precio o costos de las materias primas e insumos”, que durante los años 2021 y 2022 había ocupado el primer lugar del ranking.  Las “cargas sociales”, al igual que el año anterior, se ubica como el tercero en importancia señalado por los industriales.

Adicionalmente existen cuatro factores que aumentan su incidencia dentro del ranking de los que más están afectando al sector manufacturero. El primero es los “Impuestos” que pasa de una posición 8 en el 2022 a una posición 4 en esta oportunidad, empatado con la “disponibilidad de las materias primas”, que más bien baja dos posiciones ya que el año anterior ocupaba la segunda posición.

El segundo es la “Infraestructura” que, de no aparecer entre los diez primeros, en esta oportunidad se ubica en la décima posición. Para la CICR, a los conocidos problemas de mantenimiento, arreglo y el atraso en la construcción de carreteras, se suman los problemas por la infraestructura en puertos, particularmente en Caldera.

El tercer factor es el “Financiamiento”, que sube 3 posiciones de la 9 a la 6, particularmente explicado por el aumento de las tasas de interés que deben pagar las empresas por créditos en moneda nacional.

Para Sergio Capón, presidente de la Junta Directiva de la CICR, “el aumento tan significativo de la Tasa de Política Monetaria (TPM) aprobado por el Banco Central durante el año anterior con el fin de controlar la inflación, ha tenido un impacto directo sobre las tasas de interés tanto pasivas como activas, encareciendo de forma importante el costo financiero de créditos vigentes, así como el costo de financiamiento para nuevas operaciones crediticias requeridas por las empresas para capital de trabajo o inversión, lo que explica que este factor ahora este pesando más que en años anteriores”.

Por otra parte, la CICR argumentó que el aumento de las tasas de interés pasivas ha generado una gran diferencia en el premio por invertir en colones, convirtiéndose en un elemento adicional e importante, en la generación de un exceso de oferta de dólares en el mercado que ha producido la excesiva apreciación del colón, que hoy es el principal factor que está lesionando la capacidad de competir del sector industrial y limitando el crecimiento, la inversión y la creación de empleos a corto y mediano plazo de las empresas.

“Una vez más hacemos un vehemente llamado a la Junta Directiva del Banco Central para que actúe sobre la Tasa de Política Monetaria, reduciéndola significativamente. A mayo la inflación interanual fue de un 0,88%, muy por debajo del límite inferior del rango meta del Banco Central. Además, la inflación mensual lleva 4 meses de tasas de variación negativas, y la inflación acumulada en lo que va del año también es negativa (-1,36%). Las expectativas de inflación también se han reducido notablemente por lo que consideramos que existe suficiente evidencia que respalda una sensible baja en la Tasa de Política Monetaria por parte del Banco Central”, enfatizó Capón.

Otro resultado que la CICR destaca es que aumentan las dificultades que tienen las empresas manufactureras para obtener del mercado el recurso humano en la cantidad y con los conocimientos, habilidades y destrezas requeridas. Así, este factor que afectaba el año anterior a un 24,7% de las empresas, ahora lo hace sobre el 37,5%.

“Los resultados del estudio además de señalar la necesidad de actuar de manera urgente sobre la excesiva apreciación del colón y el aumento de las tasas de interés, que están relacionados con las políticas monetaria y cambiaria aplicada por el Banco Central, también apuntan a la necesidad de atender, de una manera decidida y consistente, factores tradicionales que han venido afectando la competitividad del sector industrial, como lo son el costo de la electricidad y la excesiva tramitología, pero también factores que han venido escalando en su incidencia sobre las empresas como los problemas de infraestructura, incluyendo la infraestructura y logística de puertos, y la disponibilidad, en cantidad, destrezas y capacidades, del recurso humano en el mercado, para que las empresas puedan contar con mejores condiciones de competitividad, puedan invertir más, crecer y generar más y mejores fuentes de trabajo”, concluyó Capón.

Resultados según Régimen

Al analizar la importancia que le dan las empresas, a los factores que las afectan negativamente, según régimen al que pertenecen, Régimen Definitivo o Zona Franca, se presentan coincidencias y también diferencias importantes. La principal coincidencia es que en los dos regímenes las empresas encuestadas señalan el “Tipo de cambio” como el factor que más está afectando la capacidad de competir en los mercados tanto externo como interno a los que destinan su producción.

Se debe destacar adicionalmente que en el caso de Zona Franca el 100% de las empresas encuestadas señaló que se ven afectadas por la excesiva apreciación del colón.

Dentro de los 10 factores que más están afectando ambos regímenes ubican, aunque en diferente posición de importancia otros 4 factores. Así, el “Costo de las materias primas e insumos” se ubica en segunda posición del Régimen Definitivo y cuarta en el Régimen de Zona Franca y las “Cargas Sociales” en tercero y séptimo respectivamente.

Por su parte la “Disponibilidad de materias primas e insumos” ocupa un segundo lugar para las empresas de Zona Franca y un séptimo para las del Régimen Definitivo, y el “Costo de electricidad” se ubica en la octava posición para estas empresas y sétima para las del Régimen Especial. Sin embargo, con el gasto de combustibles para generar electricidad en los meses de febrero a abril, ya se estiman aumentos de hasta 8% a las tarifas a partir del 1 de julio, lo que sumado al aumento en tarifas eléctricas por apreciación del colón y, que en el mes de mayo y lo que va de junio se ha tenido también que generar electricidad con combustibles, definitivamente el impacto de tarifas eléctricas en la competitividad está cambiando abruptamente.

Se presentan cuatro factores diferenciados dentro de los 10 que más afectan a las empresas en ambos regímenes. Los “Impuestos”, el “Financiamiento”, la “Competencia de empresas informales” y los “Trámites y permisos”, son factores que son priorizados por las empresas del Régimen Definitivo en las posiciones 4, 5, 6 y 9 respectivamente. Por su parte, la “Disponibilidad y calidad del recurso humano en el mercado” en la posición 3, la “Infraestructura” y la “Logística en puertos” ambos empatados en la posición 5 y las “Regulaciones Laborales” en la posición 9, son los factores priorizados por las empresas de Zona Franca.

Resultados según tamaño de empresa en el Régimen Definitivo

Los resultados por tamaño de empresa, para las industrias manufactureras en el Régimen Definitivo, indican que, si bien las empresas grandes (más de 100 trabajadores) y las empresas PYME (3 a 100 trabajadores) señalan en común 8 de los 10 principales factores que las afectan, en cuanto a posición de importancia coinciden solamente en un factor, el “Tipo de cambio” que se ubica en la primera posición en ambos casos, pero que en el caso de las empresas PYME está empatado con las “Cargas sociales”.

Para la CICR este resultado confirma que el comportamiento del “Tipo de cambio”, por su volatilidad y particularmente por la excesiva apreciación del colón, está minando la capacidad de competir de las empresas de los diferentes regímenes y de los distintos tamaños. Es un tema transversal que afecta la rentabilidad, el crecimiento y la capacidad de generar empleos de todo el sector manufacturero del país.

Otro hecho que se destaca de los resultados es que el financiamiento, que tradicionalmente es un factor priorizado principalmente por las empresas PYME, en esta oportunidad se ubica en una tercera posición. Claramente el aumento de las tasas de interés, por la política aplicada por el Banco Central para controlar la inflación, ha implicado un crecimiento muy significativo del costo del financiamiento para las empresas incluyendo las empresas manufactureras grandes que operan en el Régimen Definitivo. El porcentaje de empresas grandes en este régimen que señalan que el costo del financiamiento es un factor que las afecta negativamente pasó de un 19% en el 2022 a un 61% en 2023.

Como principales diferencias en la posición que ubican los factores negativos en el ranking, las empresas grandes ubican el “Costo de la electricidad” en el cuarto lugar, mientras que las PYME lo ubican en una décima posición. Por su parte las “Cargas sociales” primero para las empresas PYME, empatado en esa posición con el “Tipo de cambio” se ubica en esta oportunidad en la décima posición para las empresas de tamaño grande del Régimen Definitivo.

Las empresas PYME priorizan la “Competencia de empresas informales” en la posición 5 y la “Seguridad ciudadana” en la posición 8, mientras que, por su parte, las empresas grandes priorizan la “Infraestructura”, en posición 7 empatada con “Trámites y permisos”, y la “Disponibilidad y calidad del recurso humano en el mercado” en posición 9, como factores diferenciados dentro de los 10 factores que más están afectando la capacidad de competir en el mercado a ambos tipos de empresas.

Para la CICR las altas cargas sociales e impuestos que se pagan en el país, son factores que junto con el exceso de trámites, y otros elementos explican la alta informalidad que existe en el país, y que en un círculo vicioso, genera competencia desleal que afecta particularmente a las empresas más pequeñas del Régimen Definitivo.

Características generales del estudio

Representatividad de la muestra:

95% de nivel de confianza, con un 3.1% de error promedio de muestreo por estrato.

Características de la muestra:

120 empresas del sector industrial formal de 3 o más trabajadores.
Empresas Encuestadas por tamaño: 45,8% Grandes (más de 100 trabajadores) y 54,2% PYME (20,8% Medianas, de 31 a 100 trabajadores y 33,3% Pequeñas, de 3 a 30 trabajadores).
78,3% empresas del Régimen Definitivo y 21,7% de Zona Franca.
Empresas encuestadas explican el 19,9% del empleo formal reportado al 31 de diciembre 2022, por el sector manufacturero privado a la CCSS.

Encuestas realizadas por teléfono o remitidas por correo electrónico, previo envío de la encuesta.
Trabajo de campo: Se realizó entre el 28 de marzo y el 20 de mayo del 2022.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias