Mercado de Valores revisa al alza crecimiento del PIB, proyecta inflación por debajo del rango meta y una ligera alza en el dólar

San José, 31 jul (elmundo.cr) – Una revisión al alza en la proyección para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), aunque todavía por debajo de la tasa de crecimiento del 2022; una inflación que se ubicaría por debajo del rango meta por lo que resta del 2023 y; un comportamiento estacional en el tipo de cambio en este segundo semestre, es lo que prevé para la economía local el Grupo Financiero Mercado de Valores.

De esta manera analiza el panorama la entidad en su informe denominado “Perspectivas económicas 2023-2024: fragmentación entre la visión local e internacional”, cuyo objetivo es brindar un panorama de la coyuntura del primer semestre del 2023 y una revisión de sus proyecciones del PIB y otros indicadores económicos para el cierre de año.

De acuerdo con este análisis, Mercado de Valores estima que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) alcanzará un 3.9% para el año 2023, lo que representa un aumento de 1.3 puntos porcentuales (p.p.) con respecto a la estimación de enero, pero se mantendría por debajo de la tasa de crecimiento del 2022.

El analista económico del grupo financiero, Pablo González, explicó que esta alza se debe a diversos factores, entre ellos, un mayor aporte en la demanda externa, impulsada por el aumento de las exportaciones, que se mantienen sólidas a pesar de una ligera desaceleración en su tasa de crecimiento en comparación con el 2022.

“Cabe destacar que este efecto es gracias al buen desempeño del régimen especial de producción, especialmente en el sector de implementos médicos”, indicó González.

Sin embargo, para el 2024 se prevé que el PIB se ubicará en un 3.5%, lo que representa una baja con respecto a las expectativas iniciales debido al efecto estadístico generado por el aumento del año previo y a la menor dinámica del sector privado, que afectaría la inversión, así como la limitación de la regla fiscal en el sector público.

En materia de demanda externa, el analista económico del Grupo Financiero Mercado de Valores, dijo que este elemento contribuirá con un 2.2% al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2023 y un 1.8% para el año 2024.

Particularmente porque las exportaciones continúan siendo el principal impulsor en este sentido, aunque experimentarán una disminución en su tasa de crecimiento debido en parte a su dependencia del crecimiento de la economía internacional.

No obstante, el efecto no es tan pronunciado como se esperaba en un principio, gracias al buen desempeño del régimen especial de producción, particularmente en el sector de implementos médicos. Por otro lado, las importaciones aumentarán debido a la mayor necesidad de insumos del régimen especial.

En cuanto a la demanda interna, esta aportaría un 1.6% al crecimiento del PIB en 2023 y un 2.5% en 2024. El consumo se verá afectado en el primer año debido a las altas tasas de interés que se mantendrán durante varios meses, sin embargo; empezarán a disminuir en la segunda parte de año.

“Para el año 2024, esperamos una recuperación en el consumo a medida que avance el proceso de disminución de las tasas de interés y la inflación retorne a su meta, lo que impulsará la producción y la reactivación económica”, acotó González.

Entre otros aspectos el informe “Perspectivas económicas 2023-2024: fragmentación entre la visión local e internacional”, señala lo siguiente:

Inflación. El análisis proyecta que la inflación se mantendrá en un nivel bajo, cayendo hasta ubicarse por debajo del rango meta en 2023, para luego ingresar al corredor meta en el año siguiente y mantenerse alrededor su centro. Se estima una inflación del 1.1% para 2023 y del 2.6% para 2024.

“La disminución en los precios internacionales del petróleo y las gasolinas, así como las expectativas cercanas a la meta del 2%, contribuirán a moderar la inflación. El tipo de cambio bajo también jugará un papel favorable en este sentido, aunque se espera cierta volatilidad en el periodo entre mayo y junio de 2024”, señaló por su parte la gerente de inversiones de Mercado de Valores, Silvia Jiménez.

Política Monetaria. Las reuniones de política monetaria del Banco Central de Costa Rica (BCCR) en los próximos seis meses reflejan una reducción gradual en la Tasa de Política Monetaria (TPM). Se espera para diciembre que se ubique en 6%, +-0.5%

Ámbito fiscal. La gerente de inversiones de Mercado de Valores, Silvia Jiménez, explicó que las cifras muestran un aumento en la recaudación tributaria y un ajuste importante a la baja en el gasto total del gobierno, lo que permitiría cerrar el 2022 con un superávit primario del 2.1%.

“Esto representa un logro en la senda hacia la consolidación fiscal, y esperamos que la deuda/PIB baje a partir de este punto. No obstante, hacemos un llamado a revisar los gastos que se incluyen en la regla fiscal y a promover un equilibrio que permita la inversión pública y la atención social sin comprometer la disciplina fiscal”, dijo Jiménez.

Riesgos. Finalmente, el Grupo Financiero Mercado de Valores destacó la importancia de analizar y tomar en cuenta los riesgos asociados a estas proyecciones tanto a nivel internacional como interno particularmente en los siguientes aspectos:

La persistencia de la inflación mundial, la guerra entre Rusia y Ucrania, y la profundidad en la caída de la producción son algunos de los factores externos que pueden afectar nuestras estimaciones.

A nivel interno, resaltaron la necesidad fundamental de prestar atención al crecimiento de las exportaciones, el cumplimiento de la regla fiscal, las relaciones políticas entre el Poder Ejecutivo y la Asamblea Legislativa, la volatilidad en el tipo de cambio y la calibración de la política monetaria. 

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias