Últimas noticias

Una vez más, Nadal vuelve a subir la escalera

Rafael_NadalANÁLISIS

Por Tomás Rudich (dpa)

Buenos Aires, 2 mar (dpa) – Lo hizo en 2010 y 2013, y quiere hacerlo una vez más esta temporada. Tras conquistar en Buenos Aires su primer título en casi nueve meses y dejar atrás sus problemas físicos, Rafael Nadal amenaza con un nuevo regreso fulminante.

En apenas una semana, el panorama cambió por completo para el español. La incertidumbre y la preocupación que dejó su paso por Río de Janeiro, donde se despidió con unos inusuales calambres en semifinales, se transformó en esperanza y confianza.

“Hay una escalera que tengo que volver a subir”, había admitido Nadal hace siete días. Y en la capital argentina el español subió, sin dudas, su primer escalón, que poco tiene que ver con el retorno al tercer lugar del ranking.

Cuatro victorias sin ceder un set, un físico que respondió sin problemas, un nivel que subió partido a partido y una vieja deuda saldada en Buenos Aires, donde ganó su primer trofeo diez años después de su única participación, constituyen un potente combustible para la confianza de Nadal.

“Estoy muy feliz de haber dado otro paso adelante en la recuperación después de las varias lesiones que he ido teniendo. Es un momento importante para mí y espero que sea un comienzo de un año con buen juego. Espero que esto me dé un poquito más de tranquilidad y de confianza para intentar hacer una buena gira en Indian Wells y Miami”, señaló Nadal después de su triunfo sobre el argentino Juan Mónaco el domingo.

LEA:  Juan Pablo Ledezma quiere "construir mi nombre" desde el primer semestre en Primera División.

El español lucía sonriente y aliviado tras su victoria en Buenos Aires, una sensación a la que estaba algo desacostumbrado pese a los 65 títulos que posee. El último de ellos había sido en junio del año pasado, en Roland Garros, demasiado tiempo para una leyenda viviente como él.

“No hay título que no sea especial, y más cuando uno viene de un período de tiempo sin ganar. Eran muchos meses sin poder saborear un título”, expresó el ex número uno del mundo.

Los dolores en la muñeca, el tratamiento con células madre en la espalda y la operación de apéndice que lo apartaron de las canchas buena parte de la segunda mitad de 2014 son, por el momento, parte del pasado para Nadal. Y estando mucho mejor físicamente, el mallorquín no ve motivos para no volver a su mejor nivel, aunque advierte que, a sus 28 años, será más duro que en sus últimos retornos.

LEA:  Nuevos ebáis fortalecen primer nivel de atención en área de salud Buenos Aires 

“En el pasado he sido capaz de volver a mi mejor nivel, así que no veo razón por la que no pueda volver esta vez también. Con los años cada vez es más duro, pero tengo la motivación y la pasión por lo que estoy haciendo y quiero estar de regreso”, afirmó el nueve veces campeón de Roland Garros.

Pese a la confianza, Nadal se plantea objetivos modestos y asegura que el número uno está completamente fuera de su alcance. “Firmo terminar compitiendo todo el año, es el primer objetivo importante”, advirtió.

Palabras muy similares, sin embargo, a las que pronunció en febrero de 2013 en Viña del Mar, en su tímido regreso al circuito después de siete meses torturado por su lesión de rodilla. Él mismo se encargó de sepultar su afirmación con una temporada arrasadora en la que obtuvo diez títulos.

En 2010 ganó tres de los cuatro Grand Slam -abandonó en Australia por lesión- tras un 2009 en el que sufrió su hasta ahora única derrota en Roland Garros, no jugó Wimbledon, perdió el número uno y sufrió una tendinitis en el tendón de ambas rodillas.

LEA:  Gobierno de Milei quita fondos fiscales que beneficiaban a la provincia de Buenos Aires

La clave pasará, como siempre, por el famoso “click” que todo tenista necesita, aunque Nadal desconoce cuándo llegará, si es que llega.

“Uno nunca sabe cuando viene el ‘click’, espero que no esté lejos. Yo sé que estoy trabajando duro para intentar que llegue este momento. No sé ni cuándo, ni cómo va a llegar, pero confío en que llegue”, comentó.

Como ocurrió tal vez hace diez años en Buenos Aires, con la derrota ante el argentino Gastón Gaudio que precedió a su explosión en el circuito, Nadal sabe que existe un instante en el que el círculo vicioso se transforma en virtuoso y los malos momentos vividos en una fuente inagotable de motivación.

“Dentro de todas estas cosas negativas que van pasando, mi experiencia también dice que cuando uno viene de momentos malos si consigue dar la vuelta a la situación, la fuerza interior es mayor”, explicó. Una motivación que, si el físico acompaña, le permitirá subir una vez más la escalera.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias