Un hombre de retos con sangre fría y alma de acero

San José, 25 feb(elmundocr)- El Monte Everest, los siete Picos Andinos, el Aconcagua y el Chimborazo son algunas de las montañas que el costarricense, Warner Rojas, ha conquistado a lo largo de 30 años.

Siendo un niño y con ganas de ver el mundo a sus pies, Rojas subió la Cruz de Alajuelita y a pesar de que el camino no fue fácil paso a ser la razón para que este tico se enamorara de las montañas y empezara a soñar con lo que pronto sería una realidad.

El volcán Concepción de la isla de Omete, en Nicaragua, se convirtió en la primera cumbre en el exterior que el alpinista decidió escalar, después de ese momento su próximo reto sería el Monte Everest donde alcanzó su objetivo un 25 de mayo del 2012.

“Todo lo que se vive en el Everest es realmente de intensidad, son casi tres meses metidos en esa montaña, y se vive la vida intensamente, el frío, la altura, el día a día tiene otra forma de ser, valoras todo, el calor de un rayo de luz del sol, el color de una flor, la vida misma” expresó Rojas.

Según Warner el afrontar miedos y conocer lugares donde muy pocas personas han estado, son experiencias que lo han marcado y lo han enseñado a ser un mejor ser humano.

La cima del Iztaccihuatl era un reto que el tico tenía pendiente; sin embargo, Rojas afirma que una de las cosas que la montaña le enseña es a tener paciencia y luego de 12 años consiguió llegar a la cúspide.

Los 10 volcanes más altos del Mundo es uno de los proyectos que tiene para este año, pero por falta de financiamiento ha tenido que detenerse un poco y cambiar el calendario.

A pesar de las diferentes situaciones,Warner, le da gracias a Dios pues las pruebas han sido más favorables que complicadas.

Recibe las últimas noticias en tu celular

Envía la palabra “Noticias” al +50663763608 y recibe nuestro boletín informativo a través de Whatsapp

Últimas noticias